Enviar
Se apoya regulación que impulse tecnologías en Latinoamérica

Representantes de la Unión Europea (UE), Latinoamérica y el Caribe abogaron ayer por una regulación dinámica y adaptada a cada región que impulse el desarrollo tecnológico y la recuperación económica.
Los representantes de ambos bloques defendieron esa idea en el V Foro Ministerial sobre la Sociedad de la Información, que se celebró en la histórica villa de La Granja de San Ildefonso, a unos 90 kilómetros al norte de Madrid, en el marco de la Presidencia de turno de la UE que ejerce España durante el primer semestre de 2010.
Mario Cimoli, director de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), subrayó la importancia de aplicar políticas y medidas adaptadas a la realidad de esa región, que permitan reducir las brechas económicas, sociales y digitales.
Junto a este asunto, el papel de las inversiones públicas fue otro de los puntos abordados en el encuentro de La Granja por los dirigentes de ambos lados del Atlántico.
Así, Ros destacó el papel que deben desempeñar las administraciones públicas para fomentar las tecnologías en zonas donde las empresas ven más difícil justificar sus inversiones.
Por su parte, Cimoli subrayó también la importancia de las administraciones públicas y la puesta en marcha de políticas tecnológicas y educativas adaptadas a la realidad de la región latinoamericana: “No podemos -advirtió- perder otro tren”.
Además, los representantes de la UE y Latinoamérica destacaron ayer la importancia del sector tecnológico para la recuperación de la economía, el impulso de la productividad y la creación de empleo.
Ambos bloques estuvieron, asimismo, de acuerdo en la necesidad de avanzar en el acceso universal a la banda ancha, así como de impulsar y colaborar en la presencia de contenidos multiculturales en la red, al tiempo que apostaron por nuevos modelos de producción y distribución que respeten los derechos de creadores y ciudadanos.
Según Cimoli, los países de América Latina y el Caribe quieren que la banda ancha sea un bien público de acceso universal, como la educación, y creen que debe ser prioritaria a la hora de reconstruir territorios tras los terremotos que han sufrido Haití o Chile.

La Granja, España
EFE


Ver comentarios