Enviar
Reformas urgentes y obligatorias


Aunque siempre se habla de que el fútbol nacional está en crisis y que el dinero no alcanza para arreglar las pésimas canchas, los obsoletos estadios e invertir en ligas menores, LA REPUBLICA revela hoy que solo el año pasado los equipos de primera división habrían tenido ganancias por encima de los $13 millones.
Es decir, recursos sí hay, pero los presupuestos son muy mal diseñados y tienen como prioridad el pago de planillas de jugadores y cuerpos técnicos sobrevalorados, según dieron a conocer gerentes, ex gerentes de equipos y organizaciones futbolísticas.
Los ejemplos están ahí y les dan la razón a los especialistas consultados por este medio. No debería ser, pero es una realidad que uno de los equipos “grandes” del país, el Club Sport Herediano, ha gastado millones de colones en jugadores y cuerpos técnicos de primer nivel en nuestro medio, en la búsqueda de un título desde hace 15 años, y que al mismo tiempo haya permitido que el agua le llegara al cuello en aspectos financieros.
Solo este año al Herediano le cerraron el estadio por morosidad con la Caja Costarricense de Seguro Social por una deuda superior a los ¢250 millones, Tributación Directa por ¢49 millones no cancelados e incluso el ex futbolista Geovanny Jara ganó una causa por otros ¢28 millones.
Al parecer no hay plata para cumplir con esas obligaciones, pero para contar con una planilla de lujo en nuestro medio sí.
A solo dos años de que se cumpla el plazo estipulado por Fifa para obligar a los equipos de primera división de todo el mundo a cumplir con requisitos mínimos, so pena de perder la categoría, urge que en Costa Rica se tomen medidas de acatamiento obligatorio.
La principal, la confección de un presupuesto que contenga porcentajes fijos por invertir en infraestructura, canchas, ligas menores y obligaciones sociales, complementado por un paquete publicitario común que garantice a todos los clubes que cumplan con los requisitos de FIFA y tener fondos suficientes para contar con un plantel de jugadores aceptablemente competitivo.
Ver comentarios