Posgrado no garantiza altos puestos a mujeres
“El currículum vitae de una persona con posgrado tiene mayor impacto a la hora de participar en un proceso de reclutamiento”, afirmó Lucía Echeverría, socia de Factor Humano. Gerson Vargas/La República
Enviar

Solo un 10% de las mujeres que cuentan con un posgrado alcanza un puesto de dirección o gerencia; mientras que un 26% de los varones con ese nivel educativo lo consigue, arrojó el reciente informe Estado de la Educación.

Si estos estudios superiores no se traducen en conseguir altos puestos, al menos sí garantizan un empleo.

El desempleo ronda el 8,5%; pero este porcentaje se reduce a un 3,6% si la persona cuenta con un título universitario y a un 1,8% si tiene un posgrado.

Aún son pocas personas las que se animan a cursarlos: pese a que la oferta de posgrados ronda los 500 programas en el país, solo un 2,7% de los trabajadores cuenta con este título.

Pero, ¿contratan las empresas este tipo de profesionales? Algunas reclutadoras consideran que estos programas de alto nivel son un guiño para empleadores ya que garantizan que elegirán personal con conocimientos especializados y más estratégicos.

“Existen empresas que sí buscan esos títulos en posiciones de mayor jerarquía y estos tienen un peso importante a la hora de postularse a puestos. Su hoja de vida tiene mayor impacto al participar en un proceso de reclutamiento. Puede que este sea el punto a favor por el que, en una búsqueda de muchos currículum vitae, un reclutador o un cliente escoja un perfil”, opinó Lucía Echeverría, socia de Factor Humano.

“En un mundo cada vez más competitivo y donde cada día más profesionales aspiran a un puesto, contar con el conocimiento necesario, para desarrollar adecuadamente su rol es de carácter vital, contar con estudios especializados es una herramienta que potencializa el futuro profesional”, agregó Virginia Chaves, consultora de Talent Advisors.


Mujeres acaparan enseñanza


Los graduados en posgrado presentan una diferenciación por género en las ramas en las que trabajan.

MUJERES  
Educación 35%
Salud 13%
Administración pública 24%
HOMBRES  
Administración pública 20%
Enseñanza 20%
Actividades científicas y profesionales 13%
Salud 9%
Comercio 7%
Industria manufacturera 7%

Fuente: Inec 2016

Ver comentarios