Enviar
Banco ya tiene autorización para realizar la adquisición en caso de que se presente la oportunidad
Popular tras operadora de pensiones
Posibilidades se reducirían a BAC Pensiones, IBP Pensiones y Vida Plena, por ser las únicas privadas

Popular Pensiones estaría preparando el terreno para adquirir una empresa rival, con la finalidad de manejar un volumen mayor de dinero y afiliados.
Incluso, ya tiene el visto legal afirmativo para realizarlo, en caso de que se concrete el negocio con algún competidor.
La puerta que anticipa la posibilidad es la aprobación de un nuevo reglamento de cobro de comisiones. Si antes los ingresos eran insuficientes para algunos, los gerentes de estas empresas vislumbran que la situación será más difícil ahora.
Por eso toma fuerza la tendencia de Operadoras de Pensión Complementaria (OPC) más grandes, que logren administrar el negocio gracias al volumen de clientes y dinero.
Las candidatas serían BAC Pensiones, IBP Pensiones y Vida Plena, ya que son las únicas privadas en el mercado, y el tema de una fusión más que un riesgo, incluso podría significar una ventaja.
La Procuraduría dio el beneplácito al Popular desde febrero, luego de que Gerardo Porras, gerente de esa entidad, consultara si era viable realizar una fusión con una operadora privada, siendo la respuesta afirmativa.
“Estamos anticipando que por la caída en los ingresos de las operadoras, es una situación que se pudiera dar. El negocio a futuro será de volumen, y queremos adelantar camino por si se nos presenta una oportunidad”, respondió Porras.
Para que una fusión se pueda concretar, los interesados deben primero enviar una consulta a la Superintendencia de Pensiones, para que estudie el caso.
En el proceso, junto con la Comisión para la Promoción de la Competencia (Coprocom), sería necesario analizar si la fusión es conveniente para los afiliados, y si no genera una concentración inconveniente que vaya contra la competencia, explicó Ana Victoria Velásquez, directora de Coprocom.
Anteriormente se habían analizado casos de fusión de otras operadoras, que por un tema de negociaciones no se llegaron a concretar, pero tuvieron el visto bueno.
La industria de pensiones viene con algunos síntomas de incapacidad para invertir motivados por las limitantes de recursos.
Por ejemplo, ahora es menos común ver gasto en publicidad, compra de edificios o expansión de personal.
“No sé si en el largo plazo este cambio obligará a un reacomodo del mercado. Considero que este tema no debiera eliminar operadoras, porque el afectado es el afiliado”, manifestó Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena OPC.
La estimación de la industria es que en los próximos diez años, los ingresos caerán por lo menos en la mitad, de acuerdo con cálculos de los gerentes de las diferentes OPC.
Esta migración de comisión que era previamente sobre aporte, y que ahora será sobre saldo, se dará de forma escalonada.
A partir del año próximo, lo máximo que podrán cobrar las OPC por el manejo de fondos es el 1,10%, que se irá reduciendo hasta el 0,35% en 2020.

Daniel Chacón
[email protected]

Ver comentarios