Enviar
Lunes 3 Junio, 2013

Desde principios de 2012 sacamos a nuestro país de las listas de paraísos fiscales. Francia lo reconoció en su oportunidad


¿Paraíso fiscal?

El Ministro de Cooperación de Francia informó en Le Monde, uno de los principales periódicos del mundo, que Costa Rica es otra vez parte de su lista de paraísos fiscales.
El gobierno francés sabe que esto no es cierto. Así lo confirmó recientemente su Cancillería (a través de un funcionario relativamente bajo, no de un ministro) en carta dirigida al ministro Ayales.
Desde principios de 2012 sacamos a nuestro país de las listas de paraísos fiscales. Francia lo reconoció en su oportunidad. Fue parte de un plan para fortalecer nuestras relaciones financieras internacionales.
Incluyó asegurarnos de no ser paraíso fiscal, pagar deuda bilateral pendiente desde hacía muchos años (Italia y España) y regresar al mercado de eurobonos. Cumplimos a cabalidad.
Para salir de las listas grises y negras, firmamos y aprobamos gran cantidad de convenios de intercambio de información **tributaria (incluso con Francia), nos incorporamos al Foro Global de Transparencia gestionado por la OCDE, ingresamos al Acuerdo Multilateral de Cooperación en Asuntos Tributarios y se emitió la Ley de Transparencia Fiscal, que hace posible el intercambio de información, abre las cuentas bancarias para investigaciones validadas por un juez y elimina las acciones al portador, haciéndolas “visibles” a las autoridades pertinentes.
¿Por qué, entonces, la declaración del ministro francés?
No se trata de limitar la cooperación francesa con Costa Rica, porque desde hace mucho esa cooperación es inexistente y nunca fue significativa.
Tampoco es una lista completa. No incluye al Reino Unido y su órbita (Londres, Jersey, Grand Cayman y las Islas Vírgenes, por ejemplo) ni a los Estados Unidos (al menos, Delaware). Es una selección sesgada hacia países más débiles.
Parece ser una decisión política mucho más grave. Esta semana se discute en la OCDE el posible ingreso de Costa Rica a esa organización. El anuncio francés daña nuestra imagen internacional, y ayuda a crear un clima negativo para nuestro ingreso a esa organización.
El hecho de que hagan un comunicado a nivel ministerial y lo contrarresten localmente a un nivel inferior sugiere un acto planeado. Como lenguaje diplomático, el mensaje parece claro. Ojalá no sea este el caso.
Sugiero que Costa Rica exija a Francia que se retracte al mismo nivel y en el mismo medio en el que nos difamó. Nuestra Cancillería debe exigirlo así, incluso con el retiro temporal de nuestro embajador si no hay una respuesta rápida y contundente.
¡Algunos no han entendido que el colonialismo ya pasó de moda!

Fernando Herrero

Exministro de Hacienda
[email protected]