Panamá será centro energético de Latinoamérica
Enviar
Proyecto de $40 mil millones pretende instalación de mega-parque industrial
Panamá será centro energético de Latinoamérica

Plan creará 30 mil puestos de trabajo

Panamá
EFE

La empresa Energías presentó un proyecto de parque industrial que pretende convertir a Panamá en el centro energético de Latinoamérica y que supone una inversión de unos 40 mil millones de dólares durante los próximos 15 a 20 años y la creación de 30 mil puestos de trabajo.
El proyecto, denominado “Centro Energético de las Américas”, consiste en la instalación de un mega-parque industrial, con capacidad para refinar 2 millones de barriles de petróleo diarios, en un área de 1.500 kilómetros cuadrados, además de la construcción de un oleoducto interoceánico que discurrirá paralelamente al Canal de Panamá.
El proyecto fue presentado al presidente de Panamá, Martín Torrijos, por los principales representantes de Energías en una reunión privada y, posteriormente, en un acto público, ante unos 200 invitados.
El empresario español Jesús Barderas y el dominicano Abraham Hazoury, presidente y vicepresidente de "Energías", respectivamente, y propietarios de la empresa, estuvieron en ambos casos acompañados y respaldados por una treintena de ejecutivos de otras tantas compañías multinacionales del sector implicadas en el proyecto.
Este parque industrial petrolero y petroquímico está inspirado en el que ya funciona en la isla de Jurong, propiedad de la empresa de ese mismo nombre, en Singapur.
Ese proyecto produce 1,3 millones de barriles de petróleo diarios, explicó el vicepresidente ejecutivo de Energías, el ingeniero petroquímico venezolano Luis Marín y autor intelectual del proyecto "Centro Energético de las Américas".
La empresa Jurong Consultans ha asesorado a Energías en la elaboración de este proyecto y su vicepresidente ejecutivo, Hee Ah Mui, participó ayer tanto en la reunión con el presidente panameño, como en el mencionado acto público.
En el acto también estuvo presente el primer vicepresidente y canciller de Panamá, Samuel Lewis Navarro.
Este plan es el fruto de "dos años de estudios serios y rigurosos llevados a cabo por empresas líderes mundiales, y del más elevado prestigio profesional en el campo energético como, entre otras, Técnicas Reunidas, de España; Jurong Consultants Pte. Ltda., de Singapur; Cryogas y CBI Lummus, de EE.UU; o CSA Group, de Panamá, dijo Barderas en el acto de presentación.
"El resultado de esos estudios ha confirmado que Panamá ofrece una oportunidad de desarrollo excepcional para un proyecto como el que presentamos", explicó.
Barderas agregó que su empresa aspira "a contribuir en el posicionamiento de ese país como protagonista de primer orden mundial en el sector de la energía, constituyéndose de esta manera en lo que será el 'hub' energético por excelencia de las Américas".
El presidente de "Energías" explicó además que "este proyecto final es también el resultado de un largo y constructivo diálogo con las diferentes instituciones panameñas implicadas o de las que depende su visto bueno o autorización".
El complejo se va a dividir en tres bloques: uno de facilidades marítimas o terminales; otro, destinado a los procesos (producción); y otro destinado a los servicios industriales, de electricidad, vapor e hidrógeno, entre otros.
El parque tendrá la peculiaridad de que será totalmente autocontenido, es decir, que generará y reciclará todos sus recursos energéticos.
La construcción de esta infraestructura industrial, cuyo proyecto final fue terminado con la colaboración de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá, no tendrá impacto en la naturaleza, puesto que en ningún momento se van a utilizar zonas vírgenes, ni en población alguna.
El oleoducto, que discurrirá casi paralelamente al canal interoceánico, será construido bajo tierra, utilizando el mismo trayecto de una autopista y otras áreas llamadas de servidumbre ya en funcionamiento.
Este oleoducto, que partirá del parque industrial instalado en la localidad de María Chiquita, en el litoral Atlántico de Panamá, desembocará en el océano Pacífico en una plataforma flotante que construirá para tal efecto "Energías".
Está previsto que la primera fase del proyecto, que supondrá una inversión de unos 1.200 millones de dólares, comience a construirse el próximo enero y concluya en 12 meses.
"Sí hemos colaborado con la empresa para que el diseño cumpla con la normativa vigente", dijo a Efe el director de Evaluación y Ordenamiento Ambiental de la ANAM, Bolivar Zambrano.
No obstante, explicó: "el proyecto final no ha sido evaluado todavía y no se ha formulado ningún dictamen ni a favor ni en contra" y "esperamos que sea presentado formalmente para completar su evaluación, que comprende estudios de campo".

Ver comentarios