Enviar
Consorcio Nemo autorizado para operar inmueble hasta por siete años y medio
Ojo de Agua adjudicado a empresa privada

• Balneario contará con piscina con olas artificiales y toboganes, entre las nuevas atracciones
• Centro de recreo reabrirá sus puertas el 25 de diciembre

Danny Canales
[email protected]

Luego de más de siete meses cerrado, el balneario Ojo de Agua volverá a abrir sus puertas al público el 25 de diciembre.
Ese centro de recreo fue concedido a una empresa privada para que lo administre y le haga mejoras.
La empresa adjudicataria es el Consorcio Nemo, grupo de capital nacional.
El contrato recibió el aval de la Contraloría el 17 de este mes.
El arrendamiento es por cinco años, con la posibilidad de ampliarlo hasta por dos años y medio más.
Durante ese tiempo el Consorcio Nemo deberá aportar ¢659 millones en el alquiler de Ojo de Agua y en las mejoras ofrecidas.
Entre las innovaciones que se construirán en el balneario destacan una piscina de olas artificiales y la instalación de toboganes.
Esas atracciones estarán a disposición de los visitantes en seis meses, dijo José Pablo Chaves, presidente del Consorcio Nemo.
“El propósito es crear un parque temático y darle un refrescamiento al balneario”, agregó Chaves.
Otro de los nuevos servicios que tendrá Ojo de Agua es la apertura de academias de golf, tenis y natación.
El centro de recreo había sido cerrado en mayo porque carecía de permisos del Ministerio de Salud y mientras se resolvía la licitación.
La concesión del inmueble es parte de la modernización del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).
Esa entidad es la dueña del balneario, pero quedó sin personal pues fue liquidada cuando se dio en concesión el puerto de Caldera.
Originalmente el contrato le había sido adjudicado a un grupo de ex empleados del balneario pero no cancelaron la garantía a tiempo.
Debido a ello, las autoridades del Incop readjudicaron al Consorcio Nemo, que había quedado de segundo en el concurso.
Ojo de Agua está ubicado en Belén en diez hectáreas constituidas por áreas de comida, zonas verdes, piscinas, un lago, un anfiteatro y recientemente una playa y una cancha de golf.
Ese balneario es de los centros de recreo más emblemáticos del país, pues el 8 de diciembre cumplió 70 años.
Mensualmente ingresan a Ojo de Agua unas 35 mil personas en promedio. El costo de la entrada se mantiene en ¢600.
Ver comentarios