Enviar
Johnny Araya, precandidato del PLN, asegura que puede hacer gala de su honestidad, al igual que Laura Chinchilla
“No tengo cola que me majen”
En caso de ganar la convención, alcalde josefino no “garantiza” tener una candidata a primera dama antes de febrero, pero después de las elecciones sí

La campaña por la candidatura presidencial en el Partido Liberación Nacional (PLN) se acerca a su punto de efervescencia máximo, la convención interna. Por eso, sin titubear, reconoce que en Laura Chinchilla se encuentra su más fuerte rival.
A escasas dos semanas de que los liberacionistas escojan a su candidato presidencial para las elecciones de 2010, Johnny Araya conversó con LA REPUBLICA sobre el rumbo que ha tomado la precampaña.
Estima que independientemente del resultado en la convención verdiblanca, el principal reto será mantener unido al Partido de cara a las elecciones de febrero, en 2010.

¿Qué le han parecido los resultados de las últimas encuestas, donde se evidencia un repunte de Laura Chinchilla, que se traduce también en un empate técnico entre los dos?
Aceptamos los datos y trabajamos más fuerte, las encuestas no votan, lo he venido diciendo, yo estoy muy seguro de mi triunfo este 7 de junio.

¿En estas semanas cómo logrará llegar a los sectores con más educación, los cuales no lo apoyan?
Vamos a hacer un esfuerzo por Internet, además los debates serán importantes para que la gente pueda ver cuál es el mejor candidato y por supuesto vamos a tomar en cuenta este aspecto en nuestra campaña.

Hablando sobre la campaña, ¿el spot donde sale Juan Diego Castro refiriéndose a Laura Chinchilla, es solo una pauta de él o es parte de su campaña?
Este anuncio es totalmente de nuestra campaña.

¿Ese sería el tono con que en su eventual gobierno se dirigirían a las mujeres?
(Silencio) Nosotros hemos sido muy respetuosos a pesar de que desde el primer anuncio que sacamos ellos nos han estado respondiendo y atacando. El tono sí es de confrontación, hay que reconocerlo, pero es sobre algo que ella ha estado usando en su campaña y que nosotros consideramos que no es cierto, en materia de seguridad ella no es firme ni honesta como dice, lo que dice no es cierto, así que la confrontamos.

¿Usted le está subiendo el tono a la campaña?
Estamos respondiendo, es confrontación. Este es el primer comercial en el que lo hacemos, todo lo demás ha sido positivo.

¿Qué le parece la campaña de Laura Chinchilla, específicamente su eslogan de firme y honesta?
No entiendo primero por qué cambió su campaña, antes era Laura nos une, ahora es Laura la firme y honesta.

Ella dice que la honestidad es lo que la diferencia de usted…
Es muy preocupante que ella descalifique en el campo moral a otras personas, acá nadie, ni ella, tiene el monopolio de la honestidad, yo me siento absolutamente satisfecho con mi desempeño como funcionario público en la alcaldía de San José, y eso incluye el campo de la ética.

Diciéndolo en términos un poco populares, ¿usted está seguro de que no tiene cola que le majen?
No tengo cola que me majen… ni así de poquito (hace señas de algo pequeño con el dedo índice). He estado 17 años en la función pública y haciendo, porque muchos no hacen nada por miedo. Yo le digo a doña Laura que yo también puedo hacer gala de mi honestidad, que ella no tiene ese monopolio, definitivamente no tengo cola que me maje, ella ni nadie.

¿Cómo se prepara para estas dos últimas semanas de precampaña?
Me siento muy satisfecho y optimista con los resultados de nuestro movimiento político, me parece que alrededor de nuestra tendencia hemos podido construir un movimiento nacional que no solo acapara liberacionistas, sino a costarricenses de muchos partidos que quieren un cambio y ven en mí esa persona para liderar ese cambio.

¿Cuando se junta con la familia en casa de sus padres, se habla de temas de política?
Sí claro, es de lo más que se habla.

¿Qué le dicen don Fabio (padre) y su mamá?
Sí, ellos están conmigo. Papá y mamá son apasionados por la política y no se pierden un detalle de lo que pasa a mi alrededor, nos hablamos muy seguido y me apoyan a mí.

¿Don Luis Alberto Monge con quién está?
El también está conmigo, está muy cerca de mí, a pesar de que no ha hecho una declaración pública.
El está ayudándome decididamente, nos reunimos a menudo, me aconseja mucho sobre lo que estamos haciendo.
De hecho, la semana entrante tenemos una reunión en su casa para abordar el tema del financiamiento.

Si usted gana y gana la elección nacional, ¿vamos a tener otro gobierno sin primera dama?
(Risas) De acá al primer domingo de febrero no les garantizo una primera dama, pero después sí podríamos tener.

¿Cómo uniría al partido el 8 de junio después de esta lucha interna tan fuerte?
Yo siempre he sido una persona pacifista y conciliadora. Lo he demostrado trayendo gente al PLN que se había ido desencantada. El mismo 7 de junio, cuando gane voy a empezar a unir al partido, pidiéndoles a todos que nos unamos para la campaña nacional y que dejemos lo que nos separó atrás.

¿Qué pasa si usted no gana el 7 de junio?
No es un escenario que contemplo, estoy muy seguro de que voy a ganar.

Si gana, ¿qué pasará con la alcaldía?
Ya la dejaría, pero primero me iría allá unos días más a trabajar, a cerrar mi capítulo ahí y a despedirme de la gente.

¿Si pierde, vuelve a ser alcalde?
Sí.

¿Si pierde le aceptaría a Laura Chinchilla una diputación?
Eso no lo sé. De momento me concentro en ganar la convención.

¿Sobre qué giraría su campaña presidencial de llegar a ser el candidato?
En el poder de la gente. Promovería una fuerte reforma del Estado, segundo la seguridad ciudadana, la seguridad alimentaria y la crisis económica, además de otros temas que ya veremos durante el camino.

Carlos J. Mora
cmorah@larepublica.net
Ver comentarios