Nicaragua busca imitar nuestro modelo turístico
“Lanzamos una campaña mediática en Costa Rica y otros países para promover a Nicaragua como destino turístico, tenemos importantes ventajas competitivas que podemos aprovechar”, dijo Harold Rivas, embajador de Nicaragua en nuestro país. Gerson Vargas/ La República
Enviar

Aunque el turismo en Nicaragua creció casi un 10% durante 2016, aún no es considerada una potencia regional, por lo que representantes de la cartera de ese país buscan aprender las estrategias costarricenses y continuar su desarrollo en esta actividad económica.

La idea es basarse en los modelos impulsados por Costa Rica y tratar de aplicarlos, contando con la ventaja de que ese mercado, territorialmente hablando, es más grande que el nuestro.

El país del norte presentó mejoras importantes en varios ejes de acción como seguridad e higiene, tecnología, protección al viajero y sostenibilidad, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial.

Sin embargo, el principal repunte se concentra en el apartado de precios (considerablemente más bajos que los costarricenses) y en una oferta orientada a resaltar el legado cultural del país.

“Costa Rica es un espejo para nosotros, si queremos potenciar nuestra oferta turística, debemos aprender de aquellos países que tienen gran reputación a nivel mundial en este campo”, destacó Harold Rivas, embajador de Nicaragua.

La captación de aerolíneas europeas y las políticas de gestión ambiental, son los principales puntos que la nación vecina quiere imitar, pues considera que son las bases del éxito costarricense, sumados a la gestión de capital humano.

La cantidad de visitantes sigue creciendo, en 2016 Nicaragua recibió 1,5 millones de viajeros, la mayoría proveniente de Norte y Centroamérica; destaca que al menos 176 mil procedían de Costa Rica, según datos del Instituto Nicaragüense de Turismo.

En los primeros cuatro meses de 2017 el número de ticos que fueron a vacacionar al país del norte creció un 54% en comparación con el mismo periodo del año precedente.

Estas cifras hacen que Nicaragua sea cuarto en Centroamérica en el apartado de visitación, superando a El Salvador, Honduras y Belice.

Costa Rica se mantiene como líder regional en atracción de extranjeros, pues el año anterior atrajo casi a 3 millones, el doble que su vecino.

En cuanto a divisas por esta actividad económica, los del norte presentaron un crecimiento del 21% para cerrar el año generando $642 millones, mientras que Costa Rica reportó ingresos por casi $3,7 mil millones.

“Hemos visto muchísimo crecimiento en Nicaragua, creo que los países centroamericanos tenemos que trabajar juntos para lograr una diferenciación a los ojos del visitante europeo y es rescatable también el factor cultural de ellos, en Costa Rica nos hace falta fortalecer eso”, aportó Isabel Vargas, presidenta de Canatur.

Nicaragua aprobó en abril su ley de incentivos turísticos para aumentar la cantidad de visitantes, con una inversión aproximada de $1,4 millones.

Las autoridades turísticas nacionales anunciaron que darán asesoría a las nicaragüenses en este modelo de expansión como parte de un proceso de colaboración bilateral.
 

Ver comentarios