Mejora de infraestructura es vital para atender más cruceros
Enviar

Costa Rica buscará atraer más cruceros en los próximos años debido al alto poder adquisitivo de los visitantes.

Sin embargo, si no hay una mejora sustancial en la infraestructura portuaria, será difícil que el país logre competir con otros destinos en el Caribe.

Este sería uno de los últimos proyectos que dejará la actual administración del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) en proceso.

Para ello, se pretende impulsar a Japdeva para que entre a operar realmente la terminal de cruceros que hay en Limón, una vez que la nueva Terminal de Contenedores de Moín arranque operaciones en 2019.

En ese sentido, con los recursos del canon que pagará APM Terminals se podrían generar las condiciones en la provincia caribeña, para potenciar el turismo en la zona.

Por otra parte, el ICT promoverá una mayor participación en ferias especializadas, tal y como lo hizo en este 2017, lo que le permitió al país colocarse en la mira de las principales agencias de viajes que trabajan con cruceros; la más exitosa este año fue la Sea Trade, realizada en Fort Lauderdale, en Florida.

“Costa Rica tiene mucho trabajo por hacer en materia de cruceros, detectamos el problema y buscamos concretar acciones que activen esta industria, posicionen al país en el mundo y aumenten nuestra presencia en eventos de gran relevancia como esta feria internacional. Fuimos más allá e incorporamos al Incop y a Japdeva, así como al sector privado turístico, para que juntos establezcamos un esfuerzo país que dinamice la industria de cruceros”, afirmó Mauricio Ventura, ministro de Turismo.

Si bien quienes viajan en cruceros no se consideran turistas, ya que pasan menos de 24 horas en el país, su aporte a la economía es destacado. Cada temporada el promedio de visitantes es de 200 mil.

El gasto promedio de cada visitante es de unos $45 en cada puerto; lo más común es que vengan en grupos de mínimo tres personas.

Se destacan además las personas mayores de 65 años como el grupo que domina la visitación al país, ya que representan el 34% del total de visitantes.

Estados Unidos sigue como el principal mercado emisor con casi un 60% de los vacacionistas, empero, en las últimas temporadas Europa y América Latina han tomado fuerza.

Aumentar el tiempo de escala que pasan los tripulantes en el país es uno de los principales objetivos de las autoridades turísticas nacionales; actualmente es de unas cinco horas, de acuerdo con el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Por consiguiente se deberán hacer más atractivas las ciudades puerto (Caldera y Moín), para motivar a que la estadía se prolongue.

“Esta estrategia involucra esfuerzos de todos los sectores, desde el diseño de los planes para atraer cruceros, hasta los tours para los visitantes, sin duda que va a desafiar aspectos de infraestructura y capacidad de coordinación entre instituciones, pero el país tiene toda la capacidad para sobresalir en este nicho”, aseguró Massi Devoto, presidente de la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo.

El plan del ICT no solo incluye fomentar la visitación de extranjeros, sino la de viajeros internos, para ello ya trabaja con algunas agencias de viaje.

“Se ha trabajado mucho, desde la parte privada y la pública, para acondicionar la infraestructura actual en los muelles con el fin de que esta industria avance y podamos competir con grandes destinos como los del Caribe; estamos haciendo que el costarricense aproveche su país sin pagar tiquetes aéreos, hospedaje ni transporte”, comentó Sary Valverde, vicepresidente de Viajes Colón.

De momento parece que la estrategia nacional va por buen camino, pues ya se confirmó que la conferencia America Cruise Summit, la más grande de cruceros en la región, se realizará en Costa Rica en 2019. 



Ver comentarios