Enviar
Ley de Marcas logró primer debate

Moción que plantea exoneración de pagos de derechos registrales a pequeñas y medianas empresas fue aprobada

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Dentro de poco tiempo el registro de una licencia de uso de marca no será un requisito condicionante para que esta sea válida.
Anoche los diputados de la Comisión Plena Tercera aprobaron en primer debate el proyecto de Ley de Reforma a varios artículos de la Ley de Marcas.
El proyecto, que forma parte de la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), recibió el apoyo de 13 diputados, mientras que tres lo votaron en contra.
Además de ajustar las normas en materia de marcas y patentes de invención a los compromisos adquiridos con el Cafta, el proyecto de ley crea tasas por los diferentes servicios registrales. Del pago de estas tasas quedaron exentas las instituciones oficiales de educación superior y las pequeñas y medianas empresas.
Asimismo, los signos sonoros se incluyeron dentro del texto para que puedan constituir una marca.
“Con relación a las marcas notariales notoriamente conocidas, registradas o no, el Estado reconocerá el derecho del titular para que no se dé un aprovechamiento indebido de la notoriedad de la marca”, dijo Ana Helena Chacón, diputada de la Unidad Social Cristiana.
Uno de los temas más polémicos a lo largo de la discusión de este proyecto en la comisión fue el del derecho constitucional a la salud.
En este sentido, se avaló la moción que estipula que en caso de una emergencia en la cual se requiera un medicamento determinado, el Estado podrá decretar una licencia obligatoria de utilidad pública, donde el nuevo licenciatario estaría en capacidad de producir un medicamento necesario, utilizando de manera restrictiva y de forma temporal los datos de prueba de quien tiene patentado el medicamento.
“Esto garantiza el resguardo del derecho a la salud que establece nuestra Constitución”, añadió Chacón.
En relación al tema de las patentes industriales, se mantendrá la disposición de la Ley de Biodiversidad, en cuanto a que se excluye de patentabilidad las plantas y animales.
El proyecto debería votarse en segundo debate el miércoles entrante, sin embargo la oposición en el Congreso adelantó que enviará el texto a una consulta a la Sala IV, donde ya se encuentran otras iniciativas paralelas del Cafta.
Ver comentarios