Enviar

Encontrar las fortalezas en cada uno de sus miembros, buscar el rol adecuado y potenciar las habilidades para cumplir el objetivo final


Lecciones gerenciales de la Sele


El Mundial de Brasil se acabó para la Selección.

No obstante, siguen las relevantes lecciones gerenciales para los ejecutivos y profesionales, derivadas del desempeño sobresaliente del equipo nacional, tal como lo comentaron varios expertos en LA REPÚBLICA del viernes pasado.

Entre otros temas, el mundo del fútbol nos enseña a extraer elementos para repetir el éxito sistemáticamente.

Pero más allá de eso, el país entero puede aprender mucho de este grupo que con humildad y disciplina, con planificación, trabajo y un poco de irreverencia hizo lo impensable y compitió sin complejos contra los mejores del mundo.

Creer en uno mismo, trabajar en equipo, y desempeñar con convicción el papel de líder, son algunas de las principales lecciones que podemos aprender de la Sele.

Encontrar las fortalezas en cada uno de sus miembros, buscar el rol adecuado y potenciar las habilidades para cumplir el objetivo final.

Los aspectos del éxito de la Sele que aprovecharía para motivar a los empresarios son la determinación para lograr los objetivos, el trabajo en equipo, seleccionar el recurso humano adecuado, contar con un líder que transmita claramente los objetivos y ser proactivos hasta el último momento.
El liderazgo con el que Jorge Luis Pinto manejó al grupo es también un aspecto a destacar. Pinto equilibró el grupo con elementos como experiencia y talento.

Además, aportó como líder un sistema de mucha disciplina con un norte muy claro.

También Pinto, dentro de su liderazgo deja claro qué debe hacerse, aplica una mezcla de potencial, disciplina y unión por un objetivo común, que no solo se trata de una meta impuesta por el líder sino un objetivo claramente transmitido y ejemplificado a los muchachos de tal manera que todo el equipo lo asume como suyo.

Aparte de los elementos de gestión y trabajo de grupo la experiencia del Mundial también nos debe ayudar a vencer barreras mentales.

Nos enseñó el poder de creer y tener esperanza en que con la estrategia y la actitud adecuada podemos romper cualquier barrera y pronósticos.

Que el éxito es un proceso y no un momento extraordinario.

Rescatamos de las enseñanzas que nos deja la Sele, para nuestras empresas y para nuestra vida, algunos secretos del éxito: planificar hacia el futuro, escoger a la gente adecuada y darle los recursos necesarios. Ser leales y mantenerse unidos ante la adversidad. Identificar los momentos cruciales, enfrentarlos como tales, y superarlos.

No subestimar a los rivales pequeños ni pensar que es imposible vencer a los grandes; trabajar siempre con el objetivo en la mente y entender qué tiene que poner cada uno para lograrlo.

Ver comentarios