Enviar
Miércoles 6 Febrero, 2008

Electos para legislar


Electo para legislar, fiscalizar y gestionar, el diputado es representante del pueblo y dignatario de la nación, tal es el honor, la autoridad y el decoro con que la Constitución política inviste al diputado, que desde el momento en que es electo, goza de inmunidad personal y hasta de irresponsabilidad con respecto de sus opiniones y acciones.
La importancia del diputado se determina principalmente por la representación que ejerce de sus electores, quienes al depositar el voto a su favor, le otorgan confianza, para atender cada gestión desde su curul en su calidad de diputado.
Esto supone que el congreso de la República es una institución que va mucho más allá, que el simple hecho de fortalecer el sistema político democrático. Les corresponde a los congresistas velar por que este órgano sea fuerte, independiente, confiable, respetado y con la capacidad de cumplir, debidamente con sus tareas constitucionales.


Hay que destacar que el soberano es el diputado y no el partido, y que el diputado, en el desempeño de sus funciones, debe hacer prevalecer la satisfacción de su propia conciencia y el respeto al marco constitucional y a los principios que impulsaron su incorporación a la actividad política.
Esta claro que el diputado es de gran importancia en el desempeño de su labor, en una de las instituciones más importantes de nuestro sistema político, y en la medida en que cada uno asuma sus funciones con el compromiso, dignidad y decencia que corresponde, el congreso ofrecerá su mejor aporte al desarrollo de la nación.
Los partidos políticos con representación en el congreso deben privilegiar el interés nacional por encima de los intereses del partido, sin renunciar a la crítica y al debate respetuoso, y transparente, que convenza y propicie una actitud de diálogo permanente con las diferentes fuerzas políticas, por el bien de la democracia.
Les deseamos a los señore(a)s diputado(a)s que las decisiones importantes y responsables para el futuro de Costa Rica se tomen no al calor del momento, sino que sean producto de la reflexión, la viabilidad y el compromiso con el país.


Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo Salvemos el Río Pacuare
Céd#1-612-997