Enviar
EE.UU. se propone reducir dependencia del petróleo

• Bush califica como de seguridad nacional la reducción de uso de hidrocarburos

Mónica Cordero
[email protected]

Washington. “Estados Unidos tiene que cambiar sus hábitos. Tiene que cambiar el uso del petróleo. La dependencia es un desafío a la economía”, señaló George Bush, presidente de los Estados Unidos, durante su intervención en la Conferencia Internacional de Energía Renovable, que se celebra en la ciudad de Washington.
El mandatario reconoció que el crecimiento de la economía estadounidense está sujeto a la disponibilidad del crudo. Un 60% del petróleo que se consume en Estados Unidos es importado, cuando en 1985 esta vinculación a los países petroleros era sólo del 25%.
“La dependencia nos pone a merced de los terroristas. Si hay un ataque terrorista el precio sube más. Hay países exportadores que son amigables y estables y otros que no son nuestros amigos, que no les agrada nuestra forma de gobierno ni tienen fe en las libertades”, indicó Bush.
“Hoy vine para decirles que Estados Unidos es un país que reconoce un problema y lo ataca de frente. La meta es impulsar una economía renovable y demostrar al mundo que somos protectores del medio ambiente. Los prejuicios son difíciles de derrumbar, pero Estados Unidos esta a la punta de las nuevas tecnologías y del combate del cambio climático”, añadió el presidente.
El gobierno estadounidense destinó $12 mil millones para la inversión en investigación y desarrollo de fuentes alternativas, monto que espera incrementarse con el apoyo de la empresa privada.
En su discurso el mandatario calificó al biodisel como la alternativa “más prometedora” dentro de los biocombustibles, seguida del etanol.
“Prefiero que nuestros agricultores productores de maíz se dediquen a hacer etanol que depender del petróleo extranjero”, sentenció el líder de economía más grande del mundo. El mandatario reconoció su preocupación por efecto del alto precio del maíz en el costo de los alimentos y aseguró que invertirán en investigación y desarrollo para encontrar alternativas como el etanol celulósico.
Parte de la estrategia estadounidense es el impulso a los medios de transportes híbridos, con el uso de hidrógeno.
En su discurso anunció que incrementaran de manera significativa el uso de energía nuclear, la cual complementarán con energía eólica para asegurar el suministro de electricidad.
“Es el inicio de una nueva era. Debemos reemplazar los hidrocarburos por energía renovable. El tema es hacer que la electricidad llegue a la gente. Ahora tenemos que asegurarnos contar con suficiente electricidad que nos permita seguir creciendo”, dijo Bush.
“Creo fuertemente que Estados Unidos debe promover el uso de energía nuclear. Si les interesa el crecimiento económico y el medio ambiente, no hay mejor manera de lograrlo… El poder nuclear no tiene límites. Es tiempo de cambio para América”, destacó el presidente.
En su intervención Bush anunció que eliminaran las barreras para el desarrollo de plantas nucleares y para dar seguridad jurídica a los inversionistas. Asimismo, lanzó la idea de crear una Asociación Global de Energía Nuclear con países aliados y que promoverá la creación de un Fondo Internacional de Tecnología, junto con las naciones más acaudaladas, y que transferirá tecnologías limpias a los países en desarrollo. Esfuerzos que deben acompañarse de una “baja en los aranceles” para certificar que las tecnologías limpias se muevan en el mundo.
Por otra parte, el mandatario indicó que el cambio climático es un tema de interés y aseguró que están a “favor” de acuerdos internacionales, no obstante, destacó que los acuerdos son efectivos si se orientan a resultados y no al proceso.
Estados Unidos se ha negado a firmar el protocolo de Kioto, cuyo objetivo es reducir las emisiones de gases que provocan el calentamiento global.
En la cumbre celebrada en Bali en diciembre, que promueve una nueva versión del documento, se criticó a Washington por no definir su adhesión.
“Queremos una estrategia que funcione, no una que se oiga bien. Los acuerdos tienen que incluir compromisos firmes de todas las economías importantes y ningún país debe aprovecharse”, indicó Bush.”
El primer paso es hacer que las economías importantes acuerden una meta. Yo creo en fijar objetivos claros, y de ahí ya depende de cada país de formular una estrategia. Tenemos diferentes tipos de economía. Va a ser diferente para cada país…Un acuerdo efectivo es un acuerdo que contemple el crecimiento de la economía, para que la prosperidad económica costee la investigación”, dijo el mandatario.
Ver comentarios