Crecen más cooperativas de ahorro gremiales
Enviar
• Conozca más de estas entidades en el ranking de INVERSIONISTA
Crecen más cooperativas de ahorro gremiales
• Indicadores de depósitos, crédito y activos superan a la banca tradicional

Para enero de 2012, mientras los activos en las entidades bancarias crecieron en promedio un 8% en el sector cooperativo, las diez entidades más grandes en activos crecieron un 13,8%. Con respecto a los créditos, estas mismas cooperativas crecieron un 16% mientras la banca en general (tanto privada como pública) creció un 14%.
De entre las cooperativas más grandes, seleccionadas para el Ranking 2012 de INVERSIONISTA, con apoyo del portal misfinanzasenlinea.com, sobresale el crecimiento de las cooperativas cerradas sectoriales (sus socios solo pueden estar ligados al gremio que los vio nacer), sobre todo las dirigidas al sector educativo.

Por ejemplo, Coopeande N.1., la cual no solo es la cooperativa cerrada más grande de Latinoamérica, sino la que experimentó un mayor aumento de sus activos a enero de 2012, en comparación con los niveles a enero de 2011 con casi un 24% superando los $406 millones.
En el área de crédito también sobresale con un crecimiento del 24,4% con respecto a los préstamos otorgados hasta enero del año pasado.
Otra cooperativa que destaca es Coopemep, también dirigida al sector educativo la cual aumentó sus depósitos casi un 40%, solo superada por otra cooperativa sectorial pero de salud, Coopecaja.


En Coopemep una de las estrategia para incrementar captación es la creación de la figura de “asociado inversionista” que es una persona física que no importa no sea relacionada con la cooperativa, puede invertir en ella a plazo, con lo que pueden captar ahorros de más público.
“Desde 2010 la Cooperativa ha tomado varias decisiones orientadas a incrementar la captación, además de esta figura se fortalecieron las campañas de promoción del ahorro, se crea una Unidad que brinda un asesoramiento personalizado a los asociados inversionistas y un acercamiento al movimiento solidarista y cooperativo de nuestro país”, explica Jorge Solano, gerente general de la entidad.
Las cooperativas cerradas como las anteriores tienen también las ventajas de que al ser de nichos específicos crean planes de ahorro de acuerdo con las necesidades del asociado que el banco muchas veces no puede ni diseñar, asimismo puede que cuenten con una sucursal dentro del lugar de trabajo del asociado, por lo que permite la facilidad de trámites indistintamente del lugar de residencia del asociado.
Además de aumentar la eficiencia en la captación de ahorros, hacer sentir al cliente partícipe de la empresa y es parte del secreto de que las cooperativas incluidas en este estudio crecieran en 2011 proporcionalmente más que los bancos en depósitos, crédito y patrimonio.



“El enfoque cooperativista promueve que el asociado se sienta parte fundamental de la organización, donde sus necesidades son escuchadas y sobre todo, atendidas”, detalla Oscar Hidalgo, gerente general de Coopeservidores.
Según datos del Instituto de Fomento Cooperativo existen actualmente 31 cooperativas de ahorro y crédito que superan los ¢1.022.4 millones en sus volúmenes de activos, las cuales son supervisadas al igual que los bancos por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y aunque tengan productos muy similares a los bancos, no hay que olvidar que las cooperativas de ahorro y crédito son entidades financieras diferentes en su trato fiscal y su nivel de riesgo (ver recuadro “Diferencias”).
El crecimiento de estas entidades se hace bajo la sombra de la más reciente quiebra del sistema financiero. A inicios de 2010, la tercera cooperativa de ahorro y crédito del país, Coopemex, fue intervenida y finalmente absorbida por el Banco Popular. Durante meses, cerca de 60 mil socios y ahorrantes estuvieron en vilo sobre si perderían sus aportes, inversiones y ahorros.
“Lo anterior se trató de un hecho aislado cuyas consecuencias no tienen repercusión alguna con lo que acontece en el sistema financiero, pero es importante que las personas sepan a qué mecanismos acudir para tener la certeza de si una entidad financiera tiene la solidez requerida para confiar que sus ahorros e inversiones están bien resguardados”, dijo Hidalgo, quien recomendó consultar el indicador de suficiencia patrimonial, el cual indica la capacidad que tiene una institución para afrontar eventuales riesgos ligados a su operación. Cuanto más alto sea ese porcentaje, más capacidad tiene la entidad para enfrentar con éxito un riesgo que podría desembocar en una crisis.
Asimismo, para las cooperativas de ahorro que no están supervisadas por Sugef existe un plan piloto de supervisión que vendrá a establecer aspectos mínimos en el proceso de la administración integral de riesgos.
“Lo que buscamos es que todos los ahorrantes de las cooperativas tengan la tranquilidad de que supervisadas o no por la Sugef, el Infocoop velará por que cumplan las buenas prácticas del denominado gobierno corporativo, que a la postre se traducen en un sana gestión de sus negocios”, dijo Martín Robles, director ejecutivo del Instituto de Fomento Cooperativo.


Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios