Control del dólar se mantendrá este año
Antes de eliminar la restricción cambiaria, el país debe lograr un equIlibrio fiscal, señaló Leiner Vargas, investigador del Cinpe. Gerson Vargas / La República
Enviar

Liberar sistema de bandas es poco probable

Control del dólar se mantendrá este año

Unos $600 millones acumula el Central en reservas, por defender tipo de cambio

El control que ejerce el Banco Central sobre el precio del dólar a través del denominado sistema de bandas cambiarias, se mantendría intacto durante el resto del año.

201304242300460.n55.jpg
Este sistema establece un precio piso y un precio tope, los cuales el costo del dólar no puede sobrepasar. Si lo hace, el Central interviene comprando moneda extranjera o sacándola al mercado, para evitar que su precio se encarezca mucho o se abarate.
Este esquema se estableció en 2006 como una transición hacia un sistema más libre, llamado de flotación. Sin embargo, de momento no se vislumbra que el cambio se produzca este año.
Actualmente existe la creencia de que el mercado cambiario está altamente concentrado, por lo que en un régimen más flexible el mercado estaría distorsionado según el comportamiento de pocos agentes, señaló Walter Espinoza, gerente de Bansol.
Aunado a lo anterior, el país enfrenta un desequilibrio fiscal que le impide actuar sobre el sistema cambiario más allá de lo actuado a la fecha.
“Antes de eliminar la restricción cambiaria, el país debe lograr un equilibrio fiscal”, comentó Leiner Vargas, investigador del Cinpe.
Así, el Central mantiene una estrategia de defensa de la banda cambiaria, interviniendo en el mercado con la compra de divisas cuando esta toca el límite inferior, acciones que lo han llevado a acumular poco más de $600 millones de enero a la fecha.
De este modo, “a pesar del exceso de dólares que exista en el mercado, el Banco continuará acumulando reservas antes que modificar la banda cambiaria”, agregó Espinoza.
Optar hoy por liberar la banda cambiara podría no ser la mejor decisión. Hacerlo en condiciones como las actuales podría llevar a profundizar la incertidumbre, además de impactar negativamente las exportadores y a quienes reciben ingresos en dólares.
De igual manera, hay aversión a flotar y se han desarrollado poco las coberturas cambiarias, que funcionarían como seguros ante una subida o bajada estrepitosa de la moneda estadounidense, como forma de mitigar el riesgo de un tipo de cambio flexible.
“Yo la banda no la tocaría. Se queda ahí o se quita cuando sea necesario, pero de momento no se prevé ningún cambio”, confirmó Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central.
El futuro cambiario representa una de las principales preocupaciones para los negocios costarricenses, especialmente para los exportadores quienes verían una merma en sus ganancias, de liberarse la banda inferior.

Gabriela Vargas
[email protected]


Ver comentarios