Enviar
Diputados coincidieron en ausencia de pruebas que evidencien la presencia de la narcoguerrilla en el país
Comisión desestima afirmaciones de Berrocal sobre las FARC

• Legisladores aseguran que declaraciones del ex ministro de Seguridad fueron infundadas e “irresponsables”

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Ayer fue una de esas esporádicas tardes en las que los diputados coincidieron en algo de manera unánime sin importar su color político.
A pesar de que emitieron sus informes al Plenario de manera individual, todas las fracciones legislativas determinaron que no existen pruebas suficientes o contundentes que evidencien que en Costa Rica las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantengan relaciones o vínculos con grupos sociales o políticos.
Los legisladores también coincidieron en que Fernando Berrocal, ex ministro de Seguridad y hoy precandidato a la Presidencia, actuó de manera “irresponsable y reprochable”.
Al parecer de los diputados Berrocal trató “con ligereza” asuntos propios de la seguridad nacional, al afirmar en marzo de este año que existían vínculos entre las FARC y políticos costarricenses.
“Sus declaraciones causaron una alarma nacional y pusieron al país en vilo, esto fue una falta muy grave pues sus aseveraciones fueron infundadas y nunca encontramos información fuerte que demostrara tales vínculos”, dijo Mayi Antillón, diputada liberacionista y presidenta de esta comisión.
Consultado al respecto, Berrocal dijo sentirse sorprendido por la resolución de los diputados, pues a su parecer la documentación —correos electrónicos en la computadora de Raúl Reyes y correspondencia— evidencian que sí existen tales relaciones.
Entretanto, el informe que presentará en las próximas horas el Partido Acción Ciudadana (PAC) arroja que las relaciones a las que hace referencia el ex titular de Seguridad se dieron en momentos en que las FARC no eran consideradas como un grupo terrorista y que se suscitaron como parte de las negociaciones de paz en Colombia.
En lo que respecta a las denuncias que Berrocal hizo sobre el manejo de la política migratoria de sus antecesores en la cartera de Seguridad, la comisión determinó que no existió ninguna complicidad en el otorgamiento de estatus de refugiados a ciudadanos colombianos.
“Lo que sí se logra determinar es que ha existido una mejor coordinación institucional a partir del año 2006”, dijo Francisco Marín, diputado oficialista.
Lo que quedó fuera del alcance de la comisión fue el tema de los $480 mil encontrados de las FARC en la casa de Cruz Prado y Francisco Gutiérrez, en Santa Bárbara de Heredia, pues Prado se abstuvo de declarar y Gutiérrez presentó un certificado médico que le recomendaba no presentarse ante la comisión; este punto quedó en manos de la Fiscalía.
Como parte de las recomendaciones dadas por la comisión está que en el Congreso se agilice la discusión de los proyectos de Ley contra la Delincuencia Organizada y la Ley de Combate al Terrorismo.
Ver comentarios