Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Ciclo de alza bursátil pierde gran aliado por recompras

Bloomberg | Martes 17 mayo, 2016



El empresariado estadounidense tiene en la mira un nuevo blanco en momentos en que los ejecutivos buscan ajustarse el cinturón por la caída de las ganancias. Y esta vez a los accionistas no les va a gustar.
Luego de comprar billones de dólares de sus propias acciones en un auge de compras de cinco años que eclipsó a cualquier otro tipo de compradores, compañías estadounidenses desde Apple hasta IBM hicieron un alto.
Las recompras anunciadas cayeron 38%, a $244 mil millones, en los últimos cuatro meses, la mayor declinación desde 2009, indican datos que recopilaron Birinyi Associates y Bloomberg.
La desaceleración, que llega en medio de la peor caía de las ganancias desde la crisis financiera, podría indicar que las empresas preservan efectivo en momentos en que la incertidumbre política y económica se extiende desde Europa y China hasta los Estados Unidos.
Lo que está en juego es la principal fuente de optimismo de la segunda fase alcista de las bolsas más larga de la historia, en momentos en que inversores individuales y gestores de dinero se retraen y las valuaciones están cerca de su mayor nivel en 14 años.
“Si la única fuente importante de demanda en el mercado es el grupo de empresas que compra sus propias acciones, ¿qué pasa si eso desaparece?” dijo Brad McMillan, director de inversiones de Commonwealth Financial Network en Waltham, Massachusetts, que administra $100 mil millones. “Debería preocuparnos”.
Las recompras no son lo único que las empresas reducen. Dado que las ganancias cayeron por cuarto trimestre consecutivo, la cantidad de firmas que recortan dividendos ascendió al nivel más alto en siete años. Los ejecutivos se están retrayendo después de haber distribuido sumas que superaban sus ganancias, algo que atrajo críticas de políticos.
La candidata presidencial Hillary Clinton dijo en julio que la fijación de las empresas con los precios de las acciones afecta la economía porque reduce la inversión.
En el primer trimestre, el gasto de capital bajó 5,9%, la mayor cantidad desde 2009.
Las recompras planeadas por parte de firmas estadounidenses se redujeron $147 mil millones respecto de igual período del año pasado, una cantidad equivalente a 2,5 veces las ganancias que las compañías del S&P 500 perdieron en 12 meses hasta marzo.
Sin duda grandes bancos como Citigroup y Morgan Stanley, cuyos planes de capital esperan la aprobación de la Reserva Federal, se contaron entre los que perdieron, y sus programas podrían reanudarse más avanzado el año.
Está previsto que los resultados de las pruebas de resistencia se den a conocer antes de fines de junio.
La probabilidad de que las compañías eleven el gasto a medida que avance el año es algo que señaló en una nota del 12 de mayo David Kostin, estratega bursátil jefe de Goldman Sachs, que pronosticó que las recompras aumentarán 7% en 2016 y que seguirán siendo la principal fuente de demanda de acciones de los Estados Unidos.