Enviar

Los padecimientos de muchos limonenses aumentan considerablemente por el hecho de que ni los autobuses ni la Cruz Roja quieren entrar a sus calles totalmente abandonadas


Calles en estado de abandono

Limón no solo sufre el histórico abandono por parte de los gobiernos de turno, sino que sus males se agravan, aparentemente, por inoperancia de sus autoridades locales.
Decimos aparente porque en realidad el equipo de este medio que fue a esa ciudad y solicitó allí una entrevista con el alcalde, en el transcurso de dos días no la obtuvo y tampoco respuesta a las llamadas telefónicas que hicieron al funcionario.
¿De qué estamos hablando? De una Municipalidad que mantiene a la ciudadanía del Cantón Central sin poder salir a veces de sus casas por el intransitable estado de las calles.
Sobra explicar por qué es peor la situación si se trata de alguien con una minusvalía física que lo obligue, por ejemplo, a moverse en silla de ruedas.
El estado de las calles queda muy bien mostrado en la foto que encabeza una nota de LA REPÚBLICA ayer.
La inoperancia de una municipalidad puede por sí misma ocasionar múltiples problemas a los habitantes de esa comunidad y en forma indirecta ocasionar que otros servicios públicos no cumplan con sus obligaciones.
En efecto, los padecimientos de esa población aumentan considerablemente por el hecho de que ni los autobuses ni la Cruz Roja quieren entrar a esas calles totalmente deterioradas.
No obstante, se supone que la Municipalidad de Limón, al igual que las del resto del país, cuenta con la cuota de dinero que le corresponde por el impuesto a los combustibles que los dueños de vehículos pagamos, fondos que recoge el Ministerio de Hacienda y debe transferir a los gobiernos locales.
Por otro lado, ese municipio tiene lo que le corresponde de los fondos provenientes del pago de los derechos de circulación de vehículos, además de lo que recoge por impuestos locales a los empresarios dueños de bares, restaurantes y otros establecimientos comerciales, entre otros ingresos.
Con ello no solo deben construirse o repararse puentes o carreteras, sino también calles que permitan la circulación de los habitantes y de quienes les brindan servicios.
Proponemos que haya un rendimiento de cuentas constante a la población limonense y al resto del país, por parte de su gobierno local, en cuanto al destino que se da a los dineros, ya que no pudo este medio consultárselo al señor alcalde para luego informarlo.
Proponemos que sea transparente la operación de la Municipalidad de Limón, para conocer cuánto le ingresa y que destino, en detalles, se da a esas sumas.
 

Ver comentarios