Enviar
Mientras que el oficialismo defiende la venta de títulos a China, la oposición sigue censurando la transacción
“Bonos chinos” encienden el Congreso

• Ejecutivo reitera preocupación de que segunda parte de la transacción se complique

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La negociación de los denominados “bonos chinos” sigue dando que hablar en distintos espacios del país, y el Congreso no se escapa de ello.
En la sesión legislativa de ayer los diputados destinaron al tema gran parte de la hora que se utiliza para ejercer el control político.
Mientras que el oficialismo sacaba el pecho por la venta de $300 millones a China —de los cuales la mitad se han hecho efectivos— y la manera en que el Poder Ejecutivo manejó la transacción, la oposición arremetía en contra.
“El gobierno logró una excelente negociación, logró una transacción sumamente favorable para Costa Rica con condiciones nunca antes vistas, es lamentable que este logro se manche por intereses mezquinos y politiqueros”, dijo Francisco Antonio Pacheco, diputado liberacionista y presidente del Congreso.
Bastaron solo algunos minutos para que el Partido Acción Ciudadana (PAC) respondiera a las aseveraciones de Pacheco, refiriéndose a la transacción como “el secreto de la administración Arias”.
“Cuando hay una ley hay que apegarse a ella, este secreto fue ilegal y esto lo dijo Antonio Burgués, embajador de China en Costa Rica; la comisión de Ingreso y Gasto Público deberá determinar estas implicaciones y ver si realmente la transacción fue un buen negocio”, consideró Sergio Alfaro, diputado rojiamarillo.
El tema de la venta de bonos de deuda a China ha sido uno de los aspectos más criticados por parte de la oposición; sin embargo, el tema tomó mayor relevancia cuando se dieron a conocer los detalles de la venta.
Los primeros $150 millones se desembolsaron en enero de este año, y la segunda mitad está pactada para inicios de 2009.
La tasa de interés fue de un 2% y su plazo de 12 años.
A pesar de que la transacción fue pactada en junio de 2007 al inicio de las relaciones diplomáticas entre China y Costa Rica, el gobierno prefirió no dar mayores detalles, aludiendo para ello seguridad bursátil.
Una vez dados a conocer todos los detalles, el gobierno ha manifestado su preocupación de que la segunda parte de la transacción “se ponga cuesta arriba”.
“Esperemos a ver qué sucede, solo el tiempo nos dirá qué pasará”, comentó Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Los “bonos chinos” seguirán dando de que hablar en el Congreso, pues la comisión de Ingreso y Gasto Público tiene una investigación abierta a lo interno del Congreso, para esto tiene pendiente convocar en audiencias a Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda; Bruno Stagno, canciller, y Antonio Burgués, embajador en China.
De igual manera la Contraloría General de la República está investigando el caso.
Ver comentarios