Enviar

Argentina no aclara actuación ante fallo de EE.UU.

201406172226040.i2.jpg
Fernández no precisó cómo logrará evitar un embargo, pero es probable que Argentina pida a la Corte una revisión de su decisión, lo que le daría tiempo suficiente como para concretar el pago sin sobresaltos. AFP/ La República
La presidenta argentina, Cristina Fernández, aseguró que pagará a los acreedores que aceptaron los canjes de deuda, pero no aclaró que hará frente a la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. de rechazar la apelación contra un fallo adverso en un litigio entablado por fondos de inversión.
En un mensaje transmitido por cadena nacional, Fernández aseguró que el próximo día 30 Argentina, arbitrando “todos los instrumentos y estrategias necesarios”, pagará $900 millones al 92% de los acreedores que adhirieron a las reestructuraciones de 2005 y 2010.
En su alocución, de cerca de media hora de duración y grabada en su despacho en la sede del Ejecutivo, la presidenta declaró que Argentina siempre demostró en forma “clara” su voluntad de negociación y de pago, pero afirmó que no se someterá a la “extorsión” de los denominados fondos “buitres”.
Fernández no despejó sin embargo las dudas sobre la estrategia legal a seguir ante el fallo de la Corte Suprema de EE.UU., que resolvió este lunes rechazar la apelación presentada por Argentina en un litigio entablado en Nueva York por fondos de inversión que reclaman a Buenos Aires el pago de bonos por unos $1.500 millones.
Con esta decisión del Supremo, quedó en pie un fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa, confirmado luego por la Cámara de Apelaciones de Nueva York, que obliga a Argentina a pagar en efectivo la deuda reclamada.
El fallo del Supremo golpeó este lunes a los activos financieros argentinos, con un desplome del índice Merval del 10% y fuertes caídas de los papeles argentinos que se cotizan en la Bolsa de Nueva York.
Fernández sostuvo que la decisión de la Corte no solo es “contraria” a los intereses de Argentina y del 92% de los acreedores que aceptaron los canjes sino a los del sistema financiero global, razón que explica por qué el país suramericano recibió el apoyo de naciones como Francia, México y Brasil.
“El fallo no me sorprendió,. Yo esperaba este fallo (...). No estoy ni siquiera enojada. Estoy muy preocupada”, manifestó la mandataria. Según Fernández, éste no es un problema financiero o legal, sino la “convalidación de un modelo de negocios a escala global que, si se sigue produciendo, va a generar tragedias inimaginables”. Afirmó que los litigantes compraron los bonos en mora, en 2008, mucho después del cese de pagos de 2008, a precio de “basura”, acumulando hasta ahora una tasa de retorno del 1.600% “que ni el crimen organizado tiene”.
“Queremos honrar nuestras deudas y lo vamos a hacer, pero no queremos ser cómplices de esta manera de hacer negocios”, aseguró.

Buenos Aires/EFE

Ver comentarios