Amcham carga contra sandinistas
Enviar
Amcham carga contra sandinistas

Bloomberg
Granada, Nicaragua

El Gobierno sandinista de Nicaragua, en el poder desde enero, está ahuyentando a los inversionistas estadounidenses al confiscar tierras e instalaciones y castigar a los opositores con multas, dijo el presidente del mayor grupo de empresas extranjeras del país.
Desde agosto, el Gobierno de Daniel Ortega ha confiscado instalaciones petroleras de Exxon, cancelado contratos del Gobierno con una empresa propiedad del líder de un partido de oposición y multado al diario más grande de Nicaragua por no pagar impuestos. Los críticos dicen que las medidas tuvieron una motivación política.
"No se le tiene confianza al Gobierno", dijo César Zamora, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), en una entrevista en Managua. "Las compañías que ya están aquí temen deberle favores al Gobierno".
Los inversionistas extranjeros, atraídos por propiedades baratas con vista al mar, están transformando partes del país más pobre de Centroamérica en comunidades cercadas, y fabricantes de textiles como Cone Denim han establecido plantas para aprovechar los bajos costos laborales. Las inversiones de extranjeros, que subieron 18% el año pasado a $282 millones, podrían verse amenazadas por la política de Ortega.
Zamora dijo que la inversión por empresas de Estados Unidos, de donde proviene el grueso de las inversiones extranjeras en Nicaragua, ha caído desde que Ortega regresó al poder. El ejecutivo no proporciono cifras específicas. Dijo que la inversión puede seguir bajando si el Gobierno confisca más propiedades y activos.
"En el Gobierno hay gente práctica y hay gente que es más radical", dijo Zamora, cuyo grupo promociona las oportunidades para las empresas estadounidenses en Nicaragua. "Por el momento está ganando el lado radical".
Ortega, cuyo revolucionario partido sandinista impuso una economía estatal y nacionalizó miles de propiedades tras hacerse del poder en 1979, ha dicho que acoge la inversión foránea como forma de erradicar la pobreza.
"La inversión extranjera ayudará a reducir nuestro problema de desempleo", dijo Ortega a inversionistas reunidos en su casa en Managua el 5 de octubre, un mes antes de ser elegido presidente.
El plazo anterior de Ortega como presidente concluyó en 1990 tras una guerra civil que duró diez años y devastó la economía. Ortega se postuló el año pasado para presidente nuevamente con un programa de reconciliación y combate a la pobreza.
El vicepresidente Jaime Morales ha dicho en repetidas ocasiones que el Gobierno respeta la propiedad privada y que acoge la inversión extranjera de todos los países. Aun así, les dijo a reporteros el 28 de agosto que "no se puede poner ningún interés privado por delante del nacional".
Los inversionistas extranjeros gastaron $282 millones en Nicaragua el año pasado, en comparación con $238 millones en el 2005. El creciente interés está principalmente vinculado al floreciente sector turístico, en que la construcción de hoteles y otros servicios relacionados con el turismo atraen la mayoría del capital, según el Ministerio de Industria, Comercio y Promoción de Nicaragua.
El banco central de Nicaragua dijo el 10 de agosto que la inversión extranjera bajó en los primeros seis meses del 2007, con un crecimiento estimado de entre 2,5% y 3,4%.
El gasto turístico subió 31% a $240 millones en el 2006, superando las ventas de café, la principal fuente tradicional de ingresos del país, según el Instituto Nicaragüense de Turismo. La costa nicaragüense del Pacífico, principal área de desarrollo del país y donde existen o se están construyendo 120 proyectos de viviendas de lujo, atraerá inversión extranjera por unos $495 millones, según Calvet & Associates, una consultoría de Managua.
Mas al tiempo que se emprenden las obras, aumentan las disputas sobre la propiedad de los terrenos. Al menos tres batallas en las que los residentes locales reclamaron derechos sobre los terrenos de las inmobiliarias han estallado en la costa del Pacífico en los últimos meses, lo que hizo que un proyecto de $88 millones cerca de la frontera con Costa Rica se paralizara temporalmente.

Ver comentarios