Ahorre tiempo y dinero usando el arbitraje
“Hemos tenido arbitrajes por diferencias de $5 mil y hasta de $100 millones”, explica Zoila Volio, directora del Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio. Gerson Vargas/La República
Enviar

Fallos tardan menos de mitad del tiempo en ser definitivos

Ahorre tiempo y dinero usando el arbitraje

Pídale a su abogado que le explique las ventajas de este mecanismo

Cuando usted tiene una diferencia patrimonial con su familia, algún comercio o una entidad financiera, en muchos casos puede elegir entre solucionarla en los tribunales gastando mucho tiempo o acudir a un proceso de arbitraje.
El arbitraje se usa para que un tercero imparcial y capacitado decida quién tiene la razón, y cómo se debe resolver el conflicto. Usando este mecanismo el fallo final, que se conoce como laudo, se dicta en unos seis o nueve meses. Por otro lado, usando la vía judicial las sentencias pueden llegar a tardar hasta seis años en estar en firme.


Existen varios centros de arbitraje en el país, con diferentes especializaciones entre ellos destacan los del Colegio de Ingenieros y de Arquitectos, el de la Cámara de Comercio y el de AmCham.
Estos lugares sirven para resolver cualquier problema que involucre dinero donde las partes acuerden ir a un arbitraje o donde el contrato tenga una cláusula que así lo dicte.
Para problemas de qué tamaños aplica. “Hemos tenido arbitrajes por diferencias de $5 mil y hasta de $100 millones”, explica Zoila Volio, directora del Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio, el más antiguo del país.
Existe la creencia de que los arbitrajes son muy caros, dado que los cobros de los centros son porcentajes del valor del bien en disputa.
Pero el costo es relativo, “yo tengo clientes que cada mes que pase sin resolverse el costo financiero es enorme”, dijo Jorge Chacón, abogado experto en el tema.
Un ejemplo de lo anterior es el reciente conflicto entre el Hotel Gaia y el Banco Nacional. El dueño del hotel consideró injusto que mientras las tasas internacionales en dólares estaban en mínimos históricos a él no le bajaran las cuotas del préstamo debido que se puso una tasa piso en el contrato. Tras nueve meses de arbitraje y más de $10 mil invertidos en el pago del proceso y costas de abogados el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio falló a favor del empresario quien recuperó cerca de $280 mil.
Entonces, por qué no se usa más si el mecanismo es mucho más efectivo que los tribunales? “Si hay desuso es por desconocimiento y aquí juegan un papel clave los abogados”, explica Laura Carmiol, jerarca del Dinarac, entidad supervisora de los centros de arbitraje.
Es importante que usted sepa que para ir a un arbitraje debe tener un abogado, solicitar por escrito la apertura del proceso y pagar las comisiones que le correspondan según su caso.

201304072156330.in22.jpg

Carolina Acuña
[email protected]

 


Ver comentarios