Empresarios exigen nuevo puerto en el Caribe
Enviar

Concesión a APM Terminals sigue enfrentando obstáculos

Empresarios exigen nuevo puerto en el Caribe

Tres cámaras hoy convocan conferencia, para pedir inicio del proyecto

Hoy mismo, tres importantes grupos de comerciantes celebran una conferencia de prensa, donde brindarán su apoyo para el pronto inicio del nuevo puerto en Limón de APM Terminals.

201407232333440.n11.jpg
Se trata de las Cámaras de Comercio, de Exportadores y de Importadores, respectivamente, que convocaron la reunión en las instalaciones de los importadores, a las 3 de la tarde.
Es urgente contar con un puerto moderno y eficiente, en vista de que actualmente pagamos un precio alto, por tener que utilizar todavía un muelle, que no puede recibir los barcos grandes, aseguran los gremios.
Sin embargo, no parece que la concesión esté por empezar de forma inmediata, mientras se interponen varios obstáculos administrativos, así como políticos.
En lo que a los asuntos administrativos se refiere, la junta directiva de Japdeva estableció ayer una nueva prórroga, que finalizaría el 24 de octubre, para que la Setena determine la viabilidad ambiental del proyecto.
Otro tema administrativo tiene que ver con un recurso de casación presentado por el sindicato de los trabajadores de Japdeva, que le pide a la Sala I, declarar que la concesión de APM sea improcedente, por crear un monopolio privado en el manejo de los contenedores.
El inicio del juicio está programado para el 8 del mes entrante, después de haber sido postergado dos veces.
Japdeva es la empresa estatal que administra los actuales puertos de Moín y Limón.
En cuanto al aspecto político, el sindicato de Moín a partir del lunes entrante además iniciará un proceso de negociación con el Gobierno, sobre este mismo punto del supuesto monopolio.
La concesión se trata de un nuevo puerto, construido por APM a un costo de unos $500 millones, y operado por la misma empresa durante un periodo de 33 años, bajo los términos de un contrato de concesión otorgado hace tres años.
El nuevo puerto pretende reducir el costo de las exportaciones, así como de las importaciones, al permitir el atraque de barcos capaces de transportar hasta 9 mil contenedores de 40 pies.
La terminal de APM contaría con un calado de 18 metros, en lugar de los 12 metros del muelle actual de Moín, que puede recibir únicamente buques cargados con un máximo de mil contenedores de este tipo.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios