Enviar

Último caño de nicaragüenses dejó daños en Isla Portillos

201403141023351.DANOS-CALERO.jpg
La construcción de un caño artificial en 2013 por parte del Gobierno nicaragüense en Isla Portillos alteró el ecosistema de la zona, dejando cambios perjudiciales.
Así lo determinan expertos de Secretaría de la Convención Ramsar que realizaron una misión hasta el sector afectado para valorar la magnitud de los daños.
Uno de los principales hallazgos fue un área que se encuentra en medio de este caño, que muestra árboles cortados de mangle. Según las observaciones “esta especie no es común en estos ecosistemas por lo que se afirma que es único y por tanto de gran importancia, desde la perspectiva de la magnitud del daño ocasionado con la construcción del caño artificial”.
La investigación se llevó a el pasado 11 de marzo en el más grande de los dos caños hechos por Nicaragua, según el Minae en un comunicado. La misión estuvo a cargo del equipo técnico de Ramsar y Ana Guevara, viceministra de Ambiente.
Para la segunda semana de abril, los expertos de Ramsar enviarán las recomendaciones finales para la restauración del sitio, procurando no causar mayores impactos al ecosistema.

Soledad Montero
[email protected]

Ver comentarios