Enviar
Tipo de cambio podría comenzar a flotar

El comportamiento que la variable ha mostrado en las últimas semanas lleva a analistas a prever un mayor despegue de la banda inferior

Agustina Cobas
[email protected]

Durante las últimas semanas el tipo de cambio en el mercado interbancario Monex se ha despegado repetidamente de la banda inferior, cambiando la tendencia que venía mostrando desde la última modificación realizada al régimen en enero de este año.
Por ejemplo, el 2 de abril el tipo de cambio en Monex se despegó ¢5,96 desde la banda inferior, representando la mayor fluctuación que la variable ha tenido desde la implementación del régimen en octubre de 2006.
A finales de febrero se había despegado ¢5,53 del piso de la banda, donde volvió a finales de marzo y donde se mantuvo hasta las primeras semanas de abril.
A juicio de analistas consultados, este comportamiento obedece a varios elementos, entre ellos, a un incremento en la demanda de dólares por parte de inversionistas locales.
“Durante la semana pasada el mercado interbancario de divisas experimentó una gran fuerza compradora, que estuvo dispuesta a tomar las posiciones de venta de los participantes de Monex y que al final de cada día incluso estaba dispuesta a comprar dólares a precios por encima de ¢499”, opinó Isaac Castro, economista jefe de Grupo Interbolsa.
En este sentido, esta mayor demanda de divisas podría explicarse por la intención de los inversionistas de recomponer los portafolios de inversión, buscando mejores rendimientos que los ofrecidos por los instrumentos denominados en colones.
Además de los elementos que a nivel interno han estado presionando el tipo de cambio al alza, existen factores externos que también inciden.
Entre estos, el principal es el deterioro de la economía estadounidense, que podría implicar una menor llegada de flujos de inversiones y de turistas desde ese país.
“El deterioro en las condiciones de la economía estadounidense tendrá repercusiones negativas sobre la economía local, sobre las exportaciones y la industria del turismo, y esa combinación de factores va a tener además un efecto negativo sobre el saldo de la balanza comercial”, apuntó Andrés Víquez, gerente del puesto de bolsa de Aldesa.
Estos factores llevan al analista a prever una mayor flotación del tipo de cambio en el corto plazo.
“Creemos que el escenario que deberíamos ver en el segundo trimestre del año es de tasas de interés al alza y un tipo de cambio comenzando a flotar”, agregó Víquez.
Para Luis Mesalles, presidente de la Academia de Centroamérica, la posibilidad de que el tipo de cambio comience a flotar dependerá de las expectativas de las personas.
“Si la gente cree que ya es el momento de que se despegue, entonces así sucederá, ya que los ahorrantes e inversionistas que han trasladado sus inversiones de dólares a colones empezarán a hacer lo contrario”, comentó Mesalles.

El economista coincide con el hecho de que lo que suceda en Estados Unidos tendrá incidencia en el futuro comportamiento del tipo de cambio.
“Obviamente, los anuncios cada vez más pesimistas sobre la situación en Estados Unidos alimentan las expectativas de que el tipo de cambio empezará a subir pronto, por los efectos que podría tener la crisis sobre las exportaciones, el turismo y la inversión extranjera”, agregó Mesalles.


Ver comentarios