Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



GLOBAL


Slim tras contrato de ampliación Canal Panamá

| Viernes 16 noviembre, 2007



Slim tras contrato de ampliación Canal Panamá

Panamá
EFE

Un consorcio mexicano-panameño en el que participa el magnate mexicano Carlos Slim presentó el mejor precio en la licitación para la segunda contratación de la excavación en seco de las obras de ampliación del Canal de Panamá.
La oferta de $25,4 millones presentada por el consorcio Cilsa-Minera María fue la más baja entre las ocho propuestas presentadas por otros cinco consorcios y dos empresas de cinco diferentes países.
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunciará en diez días la adjudicación oficial del ganador de esta licitación, convocada bajo la modalidad del precio más bajo, luego de revisar la información requerida en el pliego de cargos que debe presentar el Consorcio Cilsa-Minera María, identificado como panameño-mexicano, para determinar si está calificado para ejecutar la obra.
Las ofertas se hicieron públicas según se abrieron los sobres de los proponentes, siendo la segunda más baja la del Consorcio Masering Cromas, de Colombia, por $30,5 millones, y la tercera de la panameña Constructora Urbana S.A. (CUSA), por $30,9 millones.
El segundo contrato comprende la remoción de 7,5 millones de metros cúbicos de tierra en un tramo de 2,4 kilómetros, y se desarrollará a 1,8 kilómetros al sur de Cerro Paraíso, donde ya se ejecuta el primero, que se otorgó en julio a CUSA, explicó la ACP. También incluye la construcción de la segunda fase de la nueva carretera Borinquen, que comprende la re-localización de un tramo de 1,3 kilómetros, además de la construcción de un nuevo puente sobre el canal de desviación del río Cocolí.
Asimismo, la remoción y/o la re-localización de utilidades eléctricas, líneas de telecomunicación, líneas de agua, líneas sanitarias, ductos y alcantarillas y la construcción de diques de roca y diques de retención y otros trabajos relacionados.
El administrador del Canal de Panamá, Alberto Alemán Zubieta, dijo que la participación de consorcios de diversos países “refleja el interés que hay en una obra como esta, que atrae las mejores empresas latinoamericanas en su mayoría, con la única excepción (en este caso) de una estadounidense”.
“Competencia es lo que queremos y precios que sean beneficiosos para nosotros los panameños y el Canal”, expresó.
En relación con la empresa mexicana Cilsa, de Slim, Alemán indicó a Efe que es una compañía grande en México “que debe tener toda la capacidad” de “ejecutar la obra”.
Cilsa ya participó en la licitación para la primera contratación de la excavación seca, que ganó CUSA, con la tercera oferta de precio más bajo.
El director de Cilsa, Daniel Torres, presente en la ceremonia, dijo a la prensa que tratarán de terminar la obra “en el menor tiempo posible” para poder participar en las licitaciones de los otros tres contratos de la ampliación que faltan.
Torres añadió: “Otra división de nuestro grupo evalúa participar en la pre-calificación para el diseño y construcción del tercer juego de esclusas”, cuyo periodo termina mañana.
Durante la ejecución del segundo contrato para la excavación seca se requerirán de unos 200 puestos de trabajo y la mayoría de mano de obra que empleará el consorcio será panameña, señaló Torres.
Resaltó que Cilsa ejecuta otras dos concesiones para hidroeléctricas en la provincia panameña de Chiriquí.
En los dos últimos años, informó Torres, Cilsa (Constructora de Infraestructura Latinoamericana, una empresa de CICSA, del Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim) ha realizado en México obras de infraestructura (carreteras) por más de 400 millones de dólares.
La Autoridad del Canal no precisó la identidad de la contra-parte panameña del consorcio favorito en esta licitación.
La ampliación del Canal, que debe concluir en 2014, tiene un costo de $5.250 millones y duplicará, de 300 a 600 millones de toneladas anuales, la capacidad de transporte de carga por la vía interoceánica.