Sabores auténticos de la legendaria China
Pui Sam, cocinero, y Mario Wu, chef, son parte del equipo de Casa China. Esteban Monge/La República
Enviar

Sabores auténticos de la legendaria China

El restaurante Casa China abre las puertas a un universo gastronómico donde se mezclan sabores y texturas

En el restaurante Casa China los sabores provenientes de esa legendaria nación se viven a flor de piel. Su carta incluye un centenar de opciones y estas son solo una pequeña muestra de la amplia gastronomía que encierra aquel lejano país.
Quienes conocen el lugar y el sabor de sus platillos suelen regresar. En su oferta se incluyen alternativas a base de arroz frito, pero si en verdad se quiere probar la auténtica comida china es necesario atreverse a ir más allá.
Pui Sam, cocinero del lugar, para comenzar recomienda tres platos que conjugan la tradición china con el gusto del costarricense.
El primero es una preparación a base de verduras y dos tipos de hongos chinos, carne de res y salsa de ostiones. Normalmente se emplea el pai choy, una verdura tradicional, aunque puede sustituirse con otras variedades de vegetales.
Esta opción la disfrutarán quienes gustan del sabor de los vegetales. Estos llegan apenas cocidos, lo que le aporta un grato crocante.
Si se busca un sabor más intenso, entonces el cerdo en salsa agridulce es una buena elección. Este se prepara con trozos de cerdo frito, chile dulce y piña. Todo se acompaña con una salsa.
La mezcla de sabores es intensa. En los primeros bocados se experimenta una acidez que le aporta la piña, pero poco a poco el dulce de la salsa crea un grato contraste. Es uno de los más gustados por los comensales costarricenses, aseguró Sam.
La tercera recomendación es el plato de pollo en salsa de ostiones con semillas de marañón servidas en un nido elaborado de pasta tostada. En la preparación se incluyen ingredientes como brócoli, zanahoria, champiñones y jengibre, entre otros.
El resultado es una particular combinación de sensaciones en el paladar que pueden llegar a parecer muy exóticas, pero de eso se trata la comida china.
Una recomendación con esta comida es compartir. Ordenar dos o tres platos al centro, acompañarlos con un plato de arroz blanco y disfrutar un poco de cada uno. De esa forma se experimentarán los contrastes que provienen de esta gastronomía.

Sabores al vapor
Casa China también incluye en su oferta los platos dim sum. Estos son bocadillos elaborados con una base de harina de arroz, se combinan con vegetales, mariscos, carnes, y lo más interesante es que se preparan al vapor en su mayoría.
En la cultura del gigante asiático es un tipo de comida que se sirve como desayuno. Pero lo cierto es que va bien a cualquier hora del día, incluso hay comensales que optan por reemplazar el plato fuerte y ordenar un par de versiones de dim sum.
Mario Wu, chef de este tipo de platillos, propone alternativas como el siumai, un bocadillo de harina de arroz combinado con camarón y cerdo.
Quienes disfrutan de los mariscos valorarán positivamente la empanada de camarón con cebollín chino. De igual manera las jacau, otro tipo rellena de camarón; en el lugar recomiendan agregarles un poco de salsa de soya para darle un realce.
La pasta de ambas empanadas es a base de harina de arroz, de consistencia algo gelatinosa. Será sin duda toda una experiencia.
Además, en el lugar hay preparaciones exclusivas para vegetarianos, incluso platillos aún más tradicionales con ingredientes como pato, vieira y pezuña de cerdo.

Melvin Molina
[email protected]
@sartencaliente

 

Ver comentarios