Enviar
Comisión que visitó ambos países para analizar incursión colombiana en territorio ecuatoriano presentará informe final
Relaciones entre Colombia y Ecuador se definirían hoy

• OEA será la sede que tratará de zanjar conflicto
• Discrepancias entre ambas naciones pondrán tensión a la cita


Washington
EFE


La OEA ya tiene todo preparado para acoger hoy la XXV Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores y los 34 Estados miembros, y en particular Colombia y Ecuador, ultiman sus discursos y el texto de una posible resolución.
Las delegacion
es trabajaron el sábado y el domingo a contrarreloj para dar los últimos retoques a sus intervenciones ante el foro interamericano de la Organización de Estados Americanos (OEA), que tratará de zanjar definitivamente el conflicto bilateral que se inició a comienzos de marzo entre Colombia y Ecuador.
En principio, todo está listo en la sede de la OEA, dado que la comisión que visitó ambos países para analizar la incursión colombiana en territorio ecuatoriano ya ha acabado su informe final y lo ha presentado al Consejo Permanente con sus correspondientes recomendaciones.
Sin embargo, aún falta el texto de la resolución que los cancilleres prevén emitir hoy.
Si en las próximas horas no se resuelven los términos del texto la reunión promete convertirse en un escenario de alto voltaje en lugar de una plataforma de fraternidad y de celebración del fin de la crisis.
Los embajadores de Colombia y Ecuador ante la OEA, Camilo Ospina y Efrén Cocios, respectivamente, tratan de aunar criterios en torno al texto, cuya versión inicial ha sido propuesto por el organismo hemisférico como punto de partida para las negociaciones.
La tarea no se pr
esenta fácil, pues Ecuador y Colombia discrepan sobre algunos aspectos y cada uno quiere introducir su punto de vista, que no agrada demasiado a la otra parte.
Por un lado, Colombia no quiere moverse de su actual posición, que es la que se adoptó en el marco de la primera resolución de la OEA del 5 de marzo y de la declaración de presidentes del 7 de marzo en la XX cumbre del Grupo de Río, en Santo Domingo.
En ambos documentos los países que aprobaron su contenido no condenaron a Colombia por la incursión en territorio ajeno, si bien establecieron que fue una violación a la soberanía e integridad territorial de Ecuador.
No obstante, Ecuador, encabezada por su canciller, María Isabel Salvador, volverá a pedir a los países que condenen a Colombia por la operación militar que realizó contra una base de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en su territorio.
La delegación colombiana, representada por su canciller, Fernando Araújo, quiere insistir, además, en su derecho a la legítima defensa, recogido en una resolución de la ONU, y en el tema del terrorismo, un asunto que ya quiso incluir en la reunión la OEA el 4 y 5 de marzo mediante un llamamiento a los Estados miembros para que cumplan con sus compromisos en la lucha contra el terrorismo.
Si Ecuador y Colombia no llegasen a un acuerdo sobre el texto de la resolución, se presentarán a la reunión sin consenso y en ese caso se prevé que la jornada será todo menos sencillo.
Incluso es posible que los cancilleres decidan no elaborar ninguna resolución si las partes no se ponen de acuerdo.
En algo que las dos partes sí parecen estar de acuerdo, al menos en parte, es con el informe que ha elaborado la comisión de la OEA y cuya recomendación más destacable es la de la creación de una misión especial para verificar los compromisos asumidos por ambos países sobre la cooperación fronteriza y otros temas de interés común.
El documento también propone el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Ecuador y la reactivación de los mecanismos de consulta política existentes, aunque no indica ninguna fecha.
Ver comentarios