Enviar
Líderes rojiazules sostuvieron encerronas ayer para analizar quién podría sustituir a Calderón en febrero de 2010
PUSC corre en búsqueda de candidato presidencial
• Jorge Eduardo Sánchez, jefe de fracción del partido en el Congreso, es sobre quien hay más atención como posible designado

Carlos J. Mora
[email protected]

El hermetismo y la expectativa se apoderaron desde ayer del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC). Durante todo este martes la dirigencia, las autoridades del comité político de la agrupación y Rafael Angel Calderón, líder del partido, se mantuvieron en reuniones.
La escogencia del candidato presidencial que sustituirá a Calderón en los comicios de 2010 es el tema que ocupa a todos los rojiazules.
Nombres se mencionan por todas partes, las bases de la agrupación apuestan por Jorge Eduardo Sánchez, jefe de fracción del PUSC en el Congreso; los altos mandos se inclinan por Luis Fishman, presidente del partido y por su esposa Aida Faingezicht, ex diputada en la pasada administración del PUSC.
Otro sector de las dirigencias y de las bases apela a que sea Marvin Herrera, ex ministro de Educación.
“La decisión se tomará este domingo, estamos analizando las cosas y los distintos escenarios, será la Asamblea Nacional del Partido quien elija nuestro candidato”, dijo Luis Fishman ayer.
Por su parte Jorge Eduardo Sánchez no descartó que él vaya a ser el elegido o que al menos se postule en la Asamblea del domingo.
“Somos un partido que está dolido, lo reconozco, pero vamos a superar esto porque somos una agrupación con buenas raíces; en cuanto a mi nombre, lo que puedo decir es que se tomará una decisión el domingo y se verá cuál es el perfil del candidato que necesitamos”, comentó Sánchez.
Fuente extraoficiales que solicitaron el anonimato aseguran que otra de las opciones que barajan las autoridades de la agrupación es presentarse ante el electorado solo con los candidatos a diputados y munícipes, es decir abandonar la contienda presidencial.
El PUSC deberá elegir un nuevo candidato a la Presidencia después de que Rafael Angel Calderón renunciara a sus aspiraciones, esto tras ser encontrado culpable por el delito de peculado y ser sentenciado a cinco años de cárcel en el caso Caja - Fischel.
Tras la lectura de la sentencia Calderón aseguró “que no tenía la moral para pedirles el voto a los costarricenses”.
LA REPUBLICA intentó conocer la versión del ex mandatario, sin embargo ayer mantuvo apagado su teléfono celular y en su casa de habitación dijeron que no atendería a la prensa “hasta más adelante”.
Calderón adelantó el lunes que apelará la sentencia del tribunal y que recurriría a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Por su parte, Gloria Bejarano, esposa del ex mandatario, sí seguirá en la contienda ya que encabeza la lista de candidatos a diputados del PUSC por San José.
Ver comentarios