Presidente cambia de tono y pide investigar a diputado Morales
Luis Guillermo Solís, presidente de la República. Archivo/La República
Enviar

Tras varios días de defender la apertura del mercado cementero y respaldar el préstamo que otorgó el BCR a la empresa de Juan Carlos Bolaños por más de $20 millones, el presidente de la República Luis Guillermo Solís, cambió el tono de su discurso y aprovechó para pedir que se investigue la supuesta conexión de Víctor Morales, diputado del PAC, con dicho empresario.

Morales Zapata es uno los hombres más cercanos al Mandatario y se encuentra en el ojo de la tormenta desde inicios de semana, cuando se dio a conocer que una persona de apellido Rodríguez y que figura en varias sociedades anónimas presididas por Bolaños, le ayudó a gestionar un alquiler de una casa de lujo en la playa a finales de 2015 por unos $4 mil. 

No obstante, la oposición ha señalado -basado en una denuncia anónima-, que a Morales Zapata le pagaron las vacaciones, como un favor por haber gestionado reuniones en Casa Presidencial para tratar el tema del cemento.

La denuncia por cierto, fue desestimada por la fiscalía.

“El Gobierno ha sido contundente y reiterativo en que los órganos competentes investiguen de manera exhaustiva todas las dudas y cuestionamientos en torno al tema del crédito bancario para la importación de cemento. Quiero enfatizar todas las dudas y cuestionamientos en torno a ese tema. En ese principio de rendición de cuentas y aclaración de cuestionamientos no debe haber excepción alguna, como lo ha aplicado esta Administración de manera reiterada. Cada funcionario, cada funcionaria tiene la obligación individual de responder por sus actos ante la opinión pública y los tribunales”, dijo el Mandatario hoy. 

En ese sentido, Solís aseveró que Morales debe explicar los “los vínculos  directos e indirectos, o cualesquiera otras, con personas relacionadas con las empresas del señor Juan Carlos Bolaños”.

Ver comentarios