Calidad del cemento importado genera alerta
Hay un riesgo de que sea la industria nacional o los importadores los que determinen el tiempo de vencimiento del producto”, comentó Irene Campos, directora del Instituto Costarricense del Cemento y el Concreto. ESTEBAN MONGE/LA REPÚBLICA
Enviar

Producto requiere pruebas de calidad, dicen entes nacionales

Calidad del cemento importado genera alerta

Agilizar compras al exterior incrementaría competencia, asegura gobierno

Resumen ejecutivo
Es clave contar con un estándar de la calidad del cemento vendido en el país, para asegurar su aptitud, de acuerdo con varios expertos.
Con el afán de incrementar la competencia en este sector, el gobierno está considerando la posibilidad de que sea una calificadora la que determine la consistencia del cemento para poderlo colocar en el mercado nacional.
Sin embargo, existe el temor de que haya daños a las obras, si no existiera un estándar adecuado.
La norma actual prohíbe la comercialización del cemento en el país, cuando han pasado más de 45 días desde la fecha de producción.
El cemento tiende a dañarse conforme pasa el tiempo.

Es clave contar con un estándar de la calidad del cemento vendido en el país, para asegurar su aptitud, de acuerdo con las cámaras de Comercio e Industrias, el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), así como el Instituto Costarricense del Cemento y Concreto.
La necesidad de una norma técnica es especialmente importante en un país como Costa Rica, dada la alta incidencia de temblores, así como de las fuertes lluvias en distintas partes.
El gobierno en este momento considera la posibilidad de que cada empresa calificadora acreditada en el país defina su norma sobre la consistencia del cemento que se comercializará.
Con esto, se podría contar con una mayor competencia, al hacer posible la importación del cemento de países lejanos.
“La regulación actual está impidiendo la competencia para que otros productos entren al mercado. Hay laboratorios certificados para demostrar la calidad del cemento”, dijo Welmer Ramos, ministro de Economía, en una entrevista anterior.
Sin embargo, existe el temor de que haya daños a las obras, si no existiera un estándar adecuado.
Entre otros problemas potenciales, está la existencia de varios certificadores.

201503012143460.n11.jpg
“Hay un riesgo de que sea la industria nacional o los importadores los que determinen el tiempo de vencimiento del producto”, comentó Irene Campos, directora del Instituto Costarricense del Cemento y el Concreto.
Con los cambios, China es uno de los países de los que se podría importar cemento para la construcción de casas, proyectos inmobiliarios y carreteras.
Una de las importadoras sería Sinocem S.A., empresa registrada en el país desde el año pasado por Juan Carlos Bolaños, presidente del Grupo JCB, ubicado en la Uruca.
“Considero que esta norma debe ser modificada a la actualidad, dado que esta fue elaborada en 2005, y hoy en día nos encontramos con una actividad económica mucho más globalizada y con mucho más alcance a productos con mejor calidad y mejores precios”, dijo Bolaños.
El cemento que Sinocem traería a Costa Rica sería avalado por certificadoras internacionales, como Bureau Veritas y SGC, que tiene oficinas en la Sabana y está acreditado por el Ente Costarricense de Acreditación, dice la empresa.
El temor de utilizar el cemento importado es que pierda consistencia por el tiempo que transcurra entre la fecha de producción y el uso final, al tener que llevarse desde la planta hasta un puerto chino, y después esperar al menos varias semanas hasta que sea descargado en este país y entregado a la obra.
La humedad tiende a dañar el cemento, conforme pasa el tiempo.
“Como lo demuestran los estudios técnicos suministrados al Ministerio de Economía, el cemento pierde resistencia con el tiempo, por su exposición al medio ambiente”, señaló el CFIA.
El lugar de almacenaje y empacado del producto son factores indispensables para un producto de calidad, según Alejandro Navas, director del Lanamme.
Las condiciones ambientales de Costa Rica se deben tomar en cuenta para establecer una fecha de caducidad y el tipo de empaque, según la empresa Holcim.
“Debido a que la mayoría del transporte es por vía marítima el producto está sujeto a altos niveles de humedad ambiental y si no se garantizan el empaque y el almacenamiento adecuado las propiedades del cemento se podrían ver afectadas negativamente, incurriendo en una pérdida de resistencia o bien el endurecimiento del producto”, dijo Shirley Mora, coordinadora de Comunicación de Holcim Costa Rica.
La norma actual prohíbe la comercialización del cemento en el país, cuando han pasado más de 45 días desde la fecha de producción.
El cemento debe mantener una resistencia de 28 megapascales.
El pascal es una unidad de medición, nombrado por el físico francés del siglo XVII Blaise Pascal.

María Siu Lanzas
[email protected]

Ver comentarios