Enviar
Rodrigo Arias y Antonio Alvarez abren lucha en Liberación Nacional desde ya
PLN arranca campaña 2014
Johnny Araya sería el tercero en la lucha; pero debe esperar la elección para alcalde en la que se supone participará

A quien madruga, Dios le ayuda; ese dicho popular parece que lo han tomado para sí por los menos dos figuras importantes del Partido Liberación Nacional (PLN), que trabajan directamente en pos de la candidatura presidencial para representar a esa agrupación política en las elecciones de febrero de 2014.
La fecha clave es el 8 de mayo; ese día, la administración Arias Sánchez termina; se inicia la Chinchilla Miranda y casi de inmediato, Rodrigo Arias Sánchez y Antonio Alvarez Desanti comenzarán la pelea intestina para representar al liberacionismo en esos comicios.
Esto significa que aunque faltan 45 meses para las próximas elecciones nacionales, las fuerzas se mueven y, se sabe, con certeza, lo vienen haciendo desde hace bastante tiempo.
No se descarta que en esta batalla aparezcan otros actores de primer orden, por ejemplo, Johnny Araya, quien en primera instancia tendrá que dar su lucha por la Alcaldía de San José, donde confrontará a Oscar López, actual diputado del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE), quien ha admitido que le gustaría ocupar ese puesto; esta elección es en diciembre próximo. Sin duda, será un rival de peso a quien don Johnny deberá prestarle mucha atención antes de pensar en otras cosas.
Por otro lado, algunos sectores liberacionistas no descartan el pronto regreso al país del ex presidente José María Figueres Olsen, cuestionado en un principio por el caso ICE-Alcatel; sin embargo, nunca se encontró, por parte del Ministerio Público, causa que seguirle.
Figueres Olsen es una figura reconocida en temas ambientales, cambio climático y desarrollo humano que lo hacen viajar constantemente por todos los continentes. Hombre maduro, se afirma, por parte de allegados suyos que no descarta tener deseos de volver al poder.
Otros allegados al ex mandatario consideran que es difícil su regreso pues está muy tranquilo en España, lugar de su residencia permanente.
También, a través de las redes sociales como Facebook y Twitter se promovió el nombre de María Luisa Avila, ministra de Salud, quien sin embargo, solicitó a la persona que hizo la página que la eliminara porque “no promuevo mi nombre para esas cosas”, expresó la funcionaria quien reconoció que tiene mucho trabajo tanto como ministra saliente como entrante.
Por razones obvias, Rodrigo Arias, actual ministro de la Presidencia no habla directamente sobre el tema de sus aspiraciones; no obstante, para muchos observadores políticos es notoria la actividad política que realiza: visita comunidades, se reúne con dirigentes, tiene montado un equipo que trabajará a su lado y entre otros lo integran figuras como Carlos Sequeira, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Aprendizaje, el ex diputado puntarenense Mario Alvarez y el periodista Pablo Guerén.
Allegados a don Rodrigo dijeron que apenas termine la ceremonia de traspaso de poderes y ya sin la investidura de ministro, se dedicará de lleno a trabajar por su precandidatura presidencial. “No descansará, no irá a la playa, no irá fuera del país”, comentaron y agregaron, intensificará sus visitas a dirigentes, comunidades, instituciones con el fin de empaparse aún más de los problemas que tienen.
Uno de los primeros trabajos que desarrollará será el de apoyar a muchos de sus amigos y dirigentes que aspiran a ser alcaldes en sus respectivos cantones.
Un dato importante que debe destacarse es el eventual apoyo que don Rodrigo recibirá de muchos de los actuales miembros del gabinete de su hermano, Oscar Arias. El 10 de abril, en una finca en las cercanías de la estación de Riteve en Alajuela, propiedad de “Quico” Alfaro, el mandatario y sus ministros tuvieron una fiesta con la mayor parte de los diputados electos. Muchos de los ministros que aspiraban a ocupar cargos en la administración Chinchilla Miranda le dieron su apoyo a don Rodrigo y dijeron que “volverían” en 2014. El “volverían” es interpretado como que se sienten desplazados pues no fueron tomados en cuenta por doña Laura.
Antonio Alvarez no se queda atrás; desde hace mucho tiempo sueña con ser candidato presidencial y, obviamente, presidente de la República. Para las elecciones de 2002 postuló su nombre a los electores liberacionistas, quienes escogieron a Rolando Araya como aspirante presidencial.
Para los comicios de 2006 inició su lucha en el PLN frente a Oscar Arias; tuvo ásperos debates con Rodrigo Arias y finalmente decidió hacer casa aparte; fundó el Partido Unión para el Cambio que participó en las elecciones de ese año con poco éxito; cuando Laura Chinchilla y Johnny Araya se enfrascaron en la lucha de tendencias para elegir el candidato liberacionista para 2010, Alvarez Desanti regresó a esa agrupación política y le dio el respaldo a Laura.
“Voy a lanzarme para 2014, inscribiré mi candidatura, es una decisión personal que ya tomé y es definitiva”, expresó el dirigente político a LA REPUBLICA y agregó que si Rodrigo Arias comienza su campaña el 8 de mayo, no le quedará más remedio que hacer lo mismo tanto desde el punto de vista mediático como a nivel de organización.
“Esto no me parece conveniente; debemos esperar a que Laura Chinchilla inicie su gobierno y darle el tiempo necesario para que desarrolle su trabajo; si empezamos una lucha prematura vamos, por un lado, a afectarla y por otro, a dividir al PLN”, expresó el dirigente político, quien agregó que si Liberación quiere ganar su tercera campaña electoral consecutiva se debe evitar el mayor daño posible al gobierno y al partido.
Esta lucha intestina es vista como normal por Francisco Antonio Pacheco, presidente del PLN, quien estima que lo ideal sería que no haya peleas internas; sin embargo, comentó, lo real es que siempre las hay y desde muy temprano.
“Las personas que aspiran comienzan a trabajar desde muy temprano, esto es inevitable, aunque estoy seguro que no habrá concentraciones de gente; se trata de movimientos para persuadir a los amigos y simpatizantes del partido”, comentó.
Pacheco recordó que siempre se dice que es inconveniente la lucha prematura; “no sé por qué; este es un asunto que siempre ocurre en el PLN, sobre todo entre la gente que no está dentro del gobierno”, destacó.
¿A cuál afortunado favorecerá Dios en la tempranera lucha liberacionista?

Eduardo Amador H.
[email protected]
Ver comentarios