Enviar
• $260,1 millones fueron cancelados en su mayoría a inversionistas nacionales
No tenía para pagar eurobonos el Gobierno
• Hacienda pidió prestado $50 millones a un banco estatal

El Ministerio de Hacienda no solo está en problemas con las colocaciones en colones, sino también en dólares, ya que no pudo vender los suficientes bonos en esa moneda que le permitieran pagar el vencimiento de la colocación de eurobonos (emisión internacional en moneda distinta a la del país emisor) que venció a inicios de febrero.
Para honrar el pago de los bonos colocados en 2002, tuvo que incurrir en una deuda bancaria con una entidad estatal.
El pago de los eurobonos fue por un total de $260,1, que incluía $250 millones del principal y el último cupón de intereses. “Ese monto se obtuvo de tres fuentes un préstamo por $50 millones de un banco estatal, la colocación de títulos en colones en enero y la colocación de títulos en dólares durante 2011”, dijo José Luis Araya, viceministro de egresos.
INVERSIONISTA consultó sobre las condiciones de plazo y tasas a la que se pactó el préstamo con la Hacienda pública, pero no se recibió la respuesta al respecto.
Lo preocupante es que, ante la necesidad urgente de Hacienda, se pudo haber pagado una tasa muy alta por ese dinero.
La Tesorería Nacional ha visto problemas en sus colocaciones desde inicios del año, ya que a este vencimiento grande de eurobonos se le sumó el pago de millones del salario escolar. “Nuestra situación fiscal nos pone en una situación muy vulnerable, especialmente en la coyuntura internacional, en la que el acceso al crédito externo se hace cada vez más limitado”, agrega Araya.
Aunado a lo anterior, la Tesorería no ha recibido la aprobación del proyecto de ley 18042 presentado a la Asamblea Legislativa por el Poder Ejecutivo, para autorizar la colocación de bonos en el mercado internacional.
Con esta opción se tendría luz verde para la emisión de otros $2 mil millones en eurobonos, en emisiones de $500 mil, por lo que podría aprovechar las bajas tasas de interés externas, mientras no lo haga estará a merced de lo que le pidan los inversionistas en suelo tico.



Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios