Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Mercados emergentes amenazados por deuda privada

Bloomberg | Jueves 03 diciembre, 2015



Como si la agitación política, el colapso de los precios de las materias primas y las dificultades en el crecimiento no fueran suficientes, los mercados emergentes enfrentan una amenaza para su solvencia desde un área totalmente distinta: la creciente deuda de los hogares y las compañías.
El endeudamiento del sector privado como una proporción del producto interno bruto llegará al 77% hacia finales de este año en siete grandes países en desarrollo, dijo Fitch Ratings en un informe el miércoles. Estos pasivos han superado los niveles de deuda pública, exponiendo sus economías y sistemas financieros a “riesgos de impacto negativo”, dijeron desde Londres los analistas Ed Parker y James McCormack.
Los países -- Brasil, Rusia, India, Indonesia, Sudáfrica, Turquía y México-- están viendo un aumento en la carga de su deuda privada en 2015 debido a la depreciación de las monedas, según el informe. Eso podría pesar sobre la calificación crediticia de sus gobiernos a través del débil crecimiento del PIB, el empeoramiento de los déficits presupuestarios, la presión sobre las reservas en moneda extranjera o nuevas fluctuaciones del tipo de cambio, dijo Fitch.
“La deuda del sector privado a menudo ha emigrado a los balances soberanos en las crisis financieras pasadas”, escribieron los analistas. “Una situación de estrés podría alimentarse con esto para generar presión sobre la solvencia soberana”.
Entre los países analizados por Fitch, Brasil tenía la mayor proporción de deudas privadas en relación al PIB, con un 93%, y México tuvo la más baja, con un 47%. El aumento entre 2005 y 2014 también fue el más grande en Brasil. Los desafíos que amenazan al país sudamericano eventualmente darán lugar a nuevas dificultades, según el informe.
De los siete países analizados, todos excepto México tienen una calificación crediticia de BBB- o BBB con una perspectiva negativa y por lo tanto se encuentran cerca del umbral de la calificación basura, según Fitch. Los bancos nacionales en estos países eran la primera fuente de préstamos, agregó.