Foto 1
“Tasas de interés por los ahorros más bajas que la inflación podrían desincentivar el ahorro, fomentar el consumo o que los agentes económicos decidan ahorrar en otra moneda, por ejemplo en dólares”, comentó Roxana Morales, economista de la UNA.
Enviar

TBP alcanzó su menor nivel en cuatro años

Menores tasas en colones

Hoy es buen momento para endeudarse y malo para ahorrar

El menor crecimiento en la actividad económica nacional —con la consecuente baja en la demanda de crédito— además de la posibilidad del Gobierno de pagar los vencimientos de deuda y cargas financieras con fondos del exterior, han reducido las presiones sobre las tasas de interés sobre todo en colones.

201306092103390.in22.jpg
Durante los últimos meses, la Tasa Básica Pasiva (que es el promedio de lo pagado a las inversiones a seis meses plazo) tocó mínimos no alcanzados desde el 2008, poniendo su estabilidad como tema de debate.
“Los intermediarios financieros han seguido disminuyendo los niveles de tasas y el efecto de estas disminuciones seguirá influyendo dado el cálculo de la tasa básica con la actual metodología. Sin embargo, lo anterior depende a su vez de si se mantienen o no los topes de cartera del Banco Central, pues esto condiciona las necesidades de recursos de los intermediarios”, comentó Pedro Aguilar, economista de Bansol.
Así, si las tasas son inferiores al nivel de inflación, serán negativas en términos reales, lo cual estimula el consumo, generalmente a través de una mayor demanda de crédito. Por ello es que endeudarse hoy en colones no solo es más fácil, sino más barato que hace un año.
Mientras que ahorrar en moneda nacional cada vez se vuelve menos atractivo.
Cabe destacar que es importante que se mantenga un equilibrio entre la inflación y las tasas de interés, ya que de lo contrario podrían generarse consecuencias desfavorables para la economía en su conjunto.
“Tasas de interés por los ahorros más bajas que la inflación podrían desincentivar el ahorro, fomentar el consumo o que los agentes económicos decidan ahorrar en otra moneda, por ejemplo en dólares”, comentó Roxana Morales, economista de la UNA.
Por su lado, para los inversionistas implica una necesidad de buscar otro tipo de activos que le generen un rendimiento mayor, creando una distorsión en la toma de decisiones de los agentes, pues no habría una correcta formación en el precio del dinero, el cual es la tasa de interés.
Esta búsqueda de inversiones podría crear burbujas en los precios, por ejemplo de los bienes raíces, que generalmente son la opción B para quienes quieren invertir.

Gabriela Vargas
[email protected]

Ver comentarios