La frescura y tradicción concurren en L’Olivo
Gerson Vargas / La República
Enviar

La frescura y tradición concurren en L’Olivo

La frescura y tradicción concurren en L’Olivo


201504162150550.Imagen10.jpg
Los comensales que valoran las preparaciones tradicionales con el toque único que aporta el Mediterráneo, encontrarán en el restaurante L’Olivo un lugar donde complacer el paladar.

Buena parte de la filosofía del establecimiento es ofrecer productos del mar muy frescos, al igual que pasta recién hecha y carnes a la parrilla como para no olvidar. En sus palabras es la cocina de los pobres y los reyes, esto porque algunas recetas provienen del pueblo, pero su buen sabor conquistó el gusto de los monarcas.

Bruno Pezzuolo, propietario del restaurante, propone este viaje por Italia con una primera parada en ese mar Mediterráneo que tanto inspira. La sugerencia es una entrada de atún y salmón en una cama de arúgula y zanahoria.

“El atún fresco se marina al estilo de L’Olivo, con algo de aceite de oliva y vinagre, entre otros ingredientes. Al estar crudo pero ser de gran sabor se disfruta de esa frescura de los productos del mar. La arúgula es un verdura que tiene un sabor particular y se complementa muy bien”, afirmó.

Para quienes no comen pescado existe la alternativa de la crema di pomodoro, una sopa espesa de tomates naturales con un toque lácteo, ideal para calentar el alma y preparar el cuerpo para lo que sigue.

• Un clásico italiano
Pezzuolo es un enamorado sin remedio de la tradición italiana; él se aferra a los sabores autóctonos, en lugar de buscar la complejidad de las fusiones o recetas con innumerables ingredientes.

Por eso su sugerencia en este periplo italiano es una pasta fresca pappardelle al tomate natural. Este tipo de pasta se elabora en el lugar, es fresca y muy delgada, por lo que se acompaña muy bien de salsas naturales.

“Con pocos ingredientes el sabor se aprecia más”, aseguró.

El final del placentero viaje en las expertas manos de Pezzuolo llega de una forma un poco inesperada para algunos: carne roja a la parrilla.

Un rib eye acompañado de una guarnición de tomate, espárragos y cebolla grillada. El término ideal de cocción depende del comensal, algunos se inclinarán por término medio, otros le apostarán por algo más rojo.

Aunque este tipo de cortes de res son populares en la gastronomía de distintos países, lo que la hace diferente es la sazón y el proceso de maduración al que la someten. El resultado es una carne jugosa que captura el gusto de quienes disfrutan del buen comer.

Si a eso se le suma la posibilidad de maridar los platos con alguno de los vinos de la cava, la experiencia italiana es absoluta.

En la filosofía de Pezzuolo las personas no solo deben encontrar un lugar para comer, sino que cada visita debe ser una experiencia completa donde los comensales la pasen bien en un buen ambiente.

201504162149560.19.png

Melvin Molina
[email protected]
@sartencaliente

 

Ver comentarios