Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


Johnny medio alcalde

Esteban Arrieta [email protected] | Lunes 15 abril, 2013

Hasta junio renunciará Johnny Araya a la alcaldía de San José, mientras tanto, divide su tiempo entre la municipalidad y sus aspiraciones presidenciales, las cuales, lo colocan en este momento en el primer lugar de las preferencias. Gerson Vargas/La Republica


Ha faltado a 21 sesiones del Concejo en últimos siete meses

Johnny medio alcalde

Araya niega que use tiempo para hacer campaña y sostiene que ausencias se justifican

Las múltiples ocupaciones de Johnny Araya como alcalde de San José le estarían imposibilitando asistir a las reuniones del Concejo Municipal.
Entre agosto del año pasado e inicios de marzo, Araya ha faltado a la mitad de esas sesiones y su lugar ha sido ocupado por la vicealcaldesa, Sandra García, en 21 ocasiones.
Una de las principales funciones de los alcaldes es asistir a las reuniones del Concejo.
Durante dichos encuentros, los regidores toman las decisiones que atañen a los ciudadanos directamente, desde la aprobación de presupuestos anuales para el embellecimiento de la ciudad, hasta el aval para cambiar el horario de la recolección de basura y otros temas.
El número de ausencias del alcalde es considerado alto por los regidores del PAC, quienes indican que desde que empezó la campaña política su participación ha sido menor.
“Estoy deseando que la nueva alcaldesa asuma, pues don Johnny no está interesado en la cosa municipal. El alcalde todo el tiempo está ausente, quizá sus aspiraciones personales le quitan más tiempo de la cuenta”, indica Eugenia Bermúdez, regidora del PAC.
Si se comparan las ausencias de Araya con las de otros alcaldes en el mismo periodo, el gobernador capitalino es el que más veces ha faltado.
Sin embargo, insiste en que es su derecho no asistir a dichas reuniones y que puede nombrar en su representación a un vicealcalde.
Asimismo, señala que otras actividades propias del cargo, que se realizan a la misma hora, explican el número de ausencias que LA REPÚBLICA contabilizó en las actas del Concejo.
A finales de enero, Araya confirmó definitivamente sus pretensiones de ser mandatario al inscribir su candidatura.
A pesar de la carga de trabajo que conlleva una aspiración de ese tipo, el alcalde se ha mantenido en el puesto.
Así las cosas, por las mañanas y las tardes realiza su función como gobernador y por las noches y los fines de semana, atiende reuniones, giras y otras tareas propias de un candidato presidencial.
Araya es el único candidato del PLN y en estos momentos, es el aspirante presidencial con mayores posibilidades de llegar a Zapote.
El 40% de los electores está decidido a darle su voto en los comicios de 2014 —según la última encuesta de CID Gallup—, lo cual le permitiría ganar sin necesidad de una segunda ronda.
Diputados de diversas fracciones consideran que el doble sombrero que tiene Araya —de alcalde y candidato presidencial— es algo que debe prohibirse para los próximos comicios, pues existe una clara ventaja de quien ostenta el puesto de gobernador.
“Estamos viviendo una situación que en su momento no se contempló, por lo que se requiere hacer una modificación a la ley. Nosotros estamos trabajando una propuesta, pues consideramos que los alcaldes deben estar en igualdad de condiciones que los otros aspirantes. Es indudable que Araya ha sacado el jugo al cargo”, expresa María Jeannette Ruiz, diputada del PAC.

Esteban Arrieta
[email protected]