Enviar

Investigaciones médicas atraviesan laberinto

201309020928511.investigaciones-biomedicas.jpg
Hace más de tres años que el proyecto que valida las investigaciones biomédicas atraviesa un laberinto en el Congreso que parece no tener salida.

Debido a esta situación, Luis Fernando Mendoza, presidente del Congreso, promoverá un proceso de diálogo con el objetivo de que se le ponga fin a este tema.

La iniciativa que validaría el uso de medicamentos experimentales se encuentra varada porque algunos legisladores como María Eugenia Venegas del PAC, consideran que el proyecto actual “de ende los intereses millonarios de las empresas farmacéuticas, sin tomar en cuenta a los humanos”.

En ese sentido, Venegas cuestiona que el plan presentado permitiría que las personas con discapacidad participen en estos ensayos, a pesar de que un Convenio de Discapacidad firmado por el país lo prohíbe.

Asimismo, critica el hecho de que las empresas farmacéuticas tengan la potestad de de nir cuáles investigaciones se hacen en el país y no el Ministerio de Salud.

“Otra tema que nos preocupa mucho es que el plan no establece un sistema de control claro para que la Caja y el Ministerio de Hacienda puedan recibir tributos por estos experimentos. También nos genera dudas que los órganos reguladores de las investigaciones biomédicas sean juez y parte en el proceso”, agregó en ese sentido Venegas.

Al respecto, Mendoza es del criterio que las diferencias son subsanables, siempre y cuando se promueva un diálogo abierto y extenso.

Desde el lunes, la iniciativa fue retirada de la corriente legislativa con el objetivo de desahogar la agenda del Congreso, pues este tema estaba bloqueando la tramitación de otros proyectos que esperan el primer debate, entre ellos el de capitales golondrina.

Antes de 2010 las pruebas de fármacos y otros experimentos médicos se llevaban a cabo en el país.

Sin embargo, la Sala Constitucional los prohibió.

Esto hizo que al menos 13 mil pacientes que participaban en diversas investigaciones contra enfermedades como el cáncer, se quedaran sin sus tratamientos experimentales, pues muchas empresas se fueron del país, de acuerdo con datos facilitados por Guillermo Rodríguez, representante del Instituto Costarricense de Investigaciones Clínicas.

Durante las dos décadas durante las cuales se practicaron las investigaciones médicas en suelo nacional, se logró aprobar 25 fármacos que hoy se encuentran en el mercado, entre ellos varios antibióticos y otros para luchar contra el asma.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios