Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Hacia un modelo de negocios sustentable

| Martes 02 septiembre, 2014


Hoy es momento clave para crear nuevos esquemas y paradigmas en que rentabilidad y sostenibilidad ambiental vayan de la mano


Hacia un modelo de negocios sustentable

Recientemente saltó a la luz pública un dato que refleja la necesidad de hacer un viraje hacia un modelo de desarrollo más sostenible. La información señalaba que en agosto la humanidad había gastado su presupuesto ecológico, esto indica, en palabras de la ONG Footprint Network, que “para el resto del año nuestro consumo será un déficit ecológico creciente que utilizará las reservas de recursos naturales y aumentará la acumulación de CO2 en la atmósfera”.
Nuestra huella ecológica, o mejor dicho, nuestro impacto sobre el ambiente y sus recursos, supera la capacidad natural de recuperación de la tierra. El concepto, aunque no es nuevo, nos permite tener una idea de dónde estamos y con cuánta urgencia deberíamos actuar.
Desde una óptica proactiva, el sector empresarial está llamado a impulsar acciones de sostenibilidad que incidan sobre la política pública y las prácticas de consumo. Ya no se trata de abordar el tema de forma tangencial, sino de asumir la tarea desde un modelo económico que incorpore al ambiente en todas las fases del proceso productivo.
Esta es la forma en como hemos asumido nuestra responsabilidad en Florex. Hemos llevado a efecto un proceso productivo y de comercialización con altos niveles de responsabilidad social y ambiental que nos pone a la vanguardia de un modelo de negocios que incluye la sostenibilidad en el ADN empresarial.
En Florex hemos desarrollado variadas prácticas de sostenibilidad. Por ejemplo, las aguas residuales generadas durante la producción son tratadas en su totalidad, sin verter ni una gota sin tratamiento.
También logramos disminuir el volumen de metros cúbicos de agua empleada por cada metro cúbico de producción.
Adicionalmente, el diseño estructural de la planta está pensado para aprovechar al máximo la energía solar y utilizar diferentes tipos de fuerzas mecánicas como la gravedad y la presión durante el proceso productivo, lo cual reduce el consumo de energía a niveles mínimos. Logramos aumentar exponencialmente los niveles de producción, disminuyendo nuestro requerimiento de energía por cada metro cúbico de producción.
Para 2014 iniciamos la implementación un proyecto de generación fotovoltaica. Nuestros paneles abastecerán el consumo eléctrico de nuestra planta de producción. Además, por cada metro cúbico de producción tendremos reducciones de 96kg de CO2, logrando ubicar en el mercado productos de bajo carbono.
Paralelamente, las emisiones que cuantifica la empresa y no han podido ser reducidas, son compensadas a fin de alcanzar la carbono neutralidad.
La tarea es ardua, pero los beneficios son aún mayores si tomamos en cuenta que de todas maneras, la tendencia mundial nos impulsa a desarrollar nuevos cánones sobre la manera en que producimos y consumimos.
Vivimos en una sociedad con consumidores cada vez más informados y con altos grados de exigencia, cada vez más preocupados por el impacto ambiental y social que generan las diversas actividades industriales y comerciales.
Como empresa, ofrecemos el servicio de asesoría para incorporar prácticas de limpieza sustentables a escala gubernamental, institucional, industrial y comercial.
Estamos en un momento clave para innovar y crear nuevos esquemas y paradigmas en que la rentabilidad y la sostenibilidad ambiental vayan de la mano.

Silvia Chaves

Vicepresidenta Florex de Costa Rica