Enviar
Aprobación tarifaria menor por parte de Aresep y crisis financiera afectan proyecto
Financiamiento para el Juan Santamaría se dificulta


Danny Canales
[email protected]

Un nuevo obstáculo amenaza al proyecto para ampliar el aeropuerto Juan Santamaría.
El banco JP Morgan está renuente a facilitar el dinero para concluir las obras pendientes aduciendo “incertidumbre jurídica”.
La aprobación de tarifas menores a las solicitadas por el Gobierno por parte de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), es lo que llena de cautela a los bancos.
A ese problema se suma la restricción de crédito que han tenido que aplicar los bancos internacionales como consecuencia de la crisis financiera mundial.
La dificultad para financiar los trabajos pendientes en el aeropuerto fue confirmada ayer por Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes (MOPT).
“Si ya la crisis financiera mundial dificultaba el financiamiento del proyecto, ahora con la resolución de la Aresep se complica aún más”, afirmó la jerarca.
En su resolución, la Autoridad Reguladora encontró que se estaban aplicando cobros por un monto cercano a los $4 millones que no procedían, por lo que aprobó cobros menores.
No obstante, González defiende que la petición de ajuste presentada ante la Aresep estaba apegada a lo estipulado en el contrato de ampliación del aeropuerto.
“Las tarifas reconocidas (por la Aresep) nos provocan un hueco tarifario por el orden de $20 millones”, comentó la Ministra.
Por esa razón se presentará un recurso ante la Aresep para que reconsidere su resolución, y que facilite así la búsqueda de un arreglo que permita concluir las obras en el Juan Santamaría.
LA REPUBLICA intentó conocer la posición de Fernando Herrero, regulador general, pero aunque se nos dijo que nos devolvería la llamada, al cierre de edición no lo había hecho.
El problema de financiamiento del proyecto de ampliación del Juan Santamaría se da en momentos en que el Houston Airport System Development Corporation (HASDC) realiza las diligencias para asumir la operación del Juan Santamaría.
Cabe destacar que la Contraloría General de la República aprobó el 6 de octubre la petición realizada por el Consejo Técnico de Aviación Civil para que los socios de Alterra vendieran sus acciones a otra empresa para que termine el proyecto.
Debido al contratiempo financiero, González reconoció que el proyecto sufrirá un atraso en relación a la idea original que manejaba el Gobierno de reiniciar los trabajos para finales de este año.
“El reinicio de los trabajos se dará en el primer semestre del próximo año”, afirmó la Ministra.
Las obras de ampliación del Juan Santamaría están suspendidas desde enero de este año, luego de que los bancos acreedores, liderados por la Corporación Financiera Internacional, suspendieran el giro de dinero.
Los acreedores justificaron que el aumento de los costos de los materiales y una resolución de la Contraloría que también había ordenado reducir las tarifas, habían desequilibrado financieramente el proyecto.
No obstante a que no se ha construido ni una pared en los últimos diez meses, los bancos se quedan con el 46% de las ganancias del Juan Santamaría desde entonces.
HASDC pretende asumir el 95% de las acciones de Alterra, actual operador del aeropuerto, como medida de rescate del proyecto aeroportuario.
El grupo, de capital estadounidense, canadiense y brasileño, se comprometió a invertir hasta $140 millones —de ellos $40 sería recursos propios y el resto financiado— para completar la primera etapa de la ampliación de la terminal aérea en un plazo de 12 meses.
Las obras pendientes son la modernización de tres puentes de abordaje y la instalación de uno nuevo, la apertura de 24 puestos de migración y la ampliación de las salas de espera en 7 mil metros cuadrados, y del área comercial.

Ver comentarios