Enviar

Estrategia exitosa para 2010



Con el inicio de año, surgen en los ejecutivos pensamientos empresariales de mejora continua, por medio de la aplicación de métodos estructurales en la organización que conlleven a mantener e incrementar, en el mejor de los casos, la eficiencia de sus gestiones.
Producto del anterior pensar, los buenos deseos personales que nos depare el año nuevo también se comparten con la organización que representamos.
Pero los buenos deseos se convierten en sueños y no en realidades, si los tomadores de decisiones no estructuran los métodos en mente y principalmente, si no los comparten con los demás miembros del equipo de trabajo.
La comunicación resulta prioritaria en el proceso de compartir la visión del nuevo periodo de la organización, debido a que el nivel táctico de la empresa se mantiene ligado con el nivel operativo para su implementación.
Uno de los métodos más efectivos para informar y lograr identificar a los miembros del equipo con la visión del nuevo año son las reuniones de manera personal con el equipo, lo cual permite generar un espacio de realimentación bilateral, en el cual no solo el ejecutivo puede trasladar el nuevo pensar, sino que el equipo de trabajo puede aportar ideas y consultar lo que considere pertinente para evacuar las dudas respectivas.
Es importante recordar que el éxito de la implantación de la nueva estrategia depende, en parte, de cómo se dividen, organizan y ejecutan las actividades de la organización. Es decir, de la estructura de la organización.
Una vez que se comparte el nuevo pensar con el equipo, es importante que la organización defina los nuevos roles para el personal. Ello es generar un estudio y análisis de la estructura actual y el funcionamiento de cada uno de los miembros del equipo.
Dicho análisis debe fundamentarse en las fortalezas y potencialidades del personal, con el objetivo de incrementar el desempeño funcional, personal y de aprendizaje del equipo.
Un tercer elemento de relevancia es el tiempo. La divulgación de los nuevos pensamientos empresariales debe darse en los primeros días del año, aun cuando la visión se desarrolle en un mediano plazo.
Una vez reestructurados los nuevos roles y establecido el periodo para ejecutar los nuevos métodos y gestión, los ejecutivos pueden estar seguros de que tienen la bendición del nuevo año para obtener la eficiencia empresarial que tanto buscamos.

Consultor empresarial
Independiente
[email protected]
Ver comentarios