Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



EDITORIAL


El poder de uno

| Miércoles 11 noviembre, 2009




Aunque mucho de lo que se pueda lograr para revertir el calentamiento global se definirá entre los titanes mundiales, no se puede desdeñar la capacidad de millones de esfuerzos individuales

El poder de uno

La revolución tecnológica que requiere la humanidad para disminuir la dependencia del petróleo para impulsar el crecimiento económico se está construyendo con esfuerzos pequeños.
El ingenio aplicado a hacer más eficiente el uso del combustible fósil, la inventiva para reducir las emisiones resultantes y la inversión en el desarrollo de energías renovables están creciendo no solo con el patrocinio de los gobiernos, sino de la mano del emprendimiento privado.
En Costa Rica compañías brindan servicios de monitoreo a flotillas de empresas con grandes redes de distribución para asegurar que cada gota de combustible se aproveche de la mejor manera, no solo para el beneficio de la empresa sino también de los consumidores, quienes en las escaladas de precios internacionales del crudo terminan por pagar la factura.
Gas natural, autos eléctricos y dispositivos que aumenten el rendimiento del motor, están entre las opciones que han implementado algunas empresas para hacer más eficientes y menos contaminantes sus flotillas.
Los esfuerzos locales, en conjunto con los que se realizan en todos los rincones del mundo parecen surtir un efecto modesto, pero efecto al fin. La Agencia Internacional de la Energía redujo su pronóstico de largo plazo para la demanda global de petróleo.
Dicha Agencia espera que la demanda global de crudo avance un 1% al año para llegar a 105 millones de barriles al día en 2030. La cifra es menor que la estimación del año pasado que fue de 106 millones de barriles diarios.
La reducción se da en parte porque la crisis económica ha disminuido el consumo en las economías desarrolladas, pero también porque las políticas ambientales alientan el uso de energía alternativa. Los gobiernos del mundo han instado a los consumidores a ser más eficientes en su consumo energético.
Estos logros no son suficientes. La misma Agencia Internacional de la Energía insta a los líderes mundiales a hacer un mayor esfuerzo por lograr un acuerdo en la cumbre que ha de definir las pautas para la lucha contra el cambio climático, que se realizará en Copenhague en diciembre próximo.
Aunque mucho de lo que se pueda lograr para revertir el calentamiento global se definirá entre los titanes mundiales, no se puede desdeñar la capacidad de millones de esfuerzos individuales, el poder de uno.