Economía China superará la de EE.UU. para 2032
Las economías asiáticas mantendrán un crecimiento en 2018. Bloomberg/ La República
Enviar

Bloomberg- La creciente importancia de las principales economías de Asia es una de las tendencias que continuará en 2018 y más allá, de acuerdo con una clasificación que pronostica el dominio de la región en términos de tamaño en poco más de diez años.

Para 2032, tres de las cuatro principales economías serán asiáticas (China, India y Japón) y, para ese momento, China también habrá desbancado a Estados Unidos de la primera posición, así lo determinó el informe del Centro de Investigación Económica y Empresarial de Londres (CEBR, por sus siglas en inglés).

La agrupación considera que la India superará al Reino Unido y Francia el próximo año para convertirse en la quinta mayor economía del mundo en términos de dólares. Y avanzará al tercer lugar para el 2027, superando a Alemania.

El avance de la India no se detendrá allí, de acuerdo con el CEBR, que cree que el país alcanzará el primer puesto en la segunda mitad de siglo.

También para 2032, Corea del Sur e Indonesia se clasificarán entre los diez primeros, sustituyendo a los países del Grupo de los Siete, Italia y Canadá.

Como parte de sus proyectos a futuro, China anunció además que tiene planes para limitar la población de Shanghái a 25 millones de habitantes en los próximos dos decenios en un intento de las autoridades de limitar el número de personas que pueden tener como domicilio las megaciudades del país.

El objetivo de Shanghái de limitar sus residentes permanentes a 25 millones se extiende hasta 2035 y es una de las varias metas contenidas en un plan de desarrollo urbano para el centro financiero chino dado a conocer este lunes por el Consejo de Estado, el gabinete nacional.

Esa meta demográfica deja a la ciudad con escaso margen para crecer dado que actualmente ya alberga más de 24 millones de habitantes.
Una rápida urbanización impulsó el crecimiento de China en las últimas tres décadas pero también aumentó la contaminación, el déficit de vivienda y una brecha de riqueza cada vez mayor entre las regiones que se vuelve más evidente en megaciudades como Pekín, Shanghái, Cantón y Shenzhen sobre la costa oriental.

Limitando la afluencia de gente a esas zonas, los funcionarios a cargo de formular las políticas se han propuesto estimular una mayor migración hacia ciudades continentales más pequeñas y por ende impulsar el crecimiento en las regiones pobres.

Si bien el plan para Shanghái no especifica cómo limitará su población, los gobiernos municipales lo han hecho durante mucho tiempo utilizando el sistema chino del hukou, un pasaporte interno que permite a sus titulares acceder a servicios sociales como salud y educación.

Ver comentarios