Enviar
Voto de Sala Constitucional garantiza presencia de consumidores en directorio de Conarroz
Consumidores y arroceros mantienen disputa por puesto directivo

• Agrupación asegura que vigilará nombramiento

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Lo que en principio debería haber puesto punto final a una larga disputa, terminó avivando el pulso entre la Asociación de Consumidores Libres (ACL) y la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz).
Si bien el voto emitido por la Sala Constitucional la semana pasada, rechazó las objeciones presentadas por ACL en contra de varios artículos de la Ley de Conarroz, sí obliga a los arroceros a garantizar la participación de un representante de los consumidores en el directorio de esa corporación.
El razonamiento de la Sala se apoyó en los artículos 9 y 46 de la Constitución Política, según los cuales “debe darse una representación razonable y proporcional al consumidor”, en este tipo de instituciones.
Los representantes de los consumidores sostenían que existía una presunta práctica monopolística; sin embargo, la Sala rechazó este cuestionamiento.
“Respetamos el voto, pero mantenemos nuestra posición”, afirmó Juan Ricardo Fernández, presidente de la ACL.
Por su parte, los miembros de la organización arrocera sostienen que la ley busca sencillamente establecer un régimen competitivo entre productores y agroindustriales, que además garantice la competitividad en este sector de la actividad económica nacional.
Además, quienes integran el gremio arrocero aseguran mantener una duda respecto a la presunta insuficiencia de representación en su directorio, de personas que velen por los intereses de los consumidores.
Para Conarroz la presencia actual del Ministerio de Economía, es para defender a los consumidores.
“No tenemos ningún problema en recibirlos en el directorio, pero de seguro estaremos atentos a que quien llegue sea efectivamente un representante de los consumidores, electo por las vías adecuadas y democráticamente reconocidas. No vamos a permitir que alguna organización independiente nombre a alguien antojadizamente y pretenda participar en las sesiones”, explicó Eduardo Rojas, presidente de Conarroz.
La gestión de la ACL dentro del directorio de Conarroz estará enfocada en fiscalizar que la Corporación efectivamente lleve a cabo las labores para las que fue creada.
“En momento de crisis se necesita, por ejemplo, más competitividad para garantizar que el consumidor final tenga menos presiones; es decir, que en la definición de los precios que paga por un producto básico en su dieta, no medien intereses empresariales”, puntualizó Fernández.
Los consumidores enviarán una nota al directorio de la Corporación Arrocera para que se reconozca a su representante como nuevo miembro del directorio.
En la presidencia de Conarroz esperan la misiva para “proceder a verificar la legitimidad del postulante a ocupar un cargo de la responsabilidad que este conlleva”, y posteriormente responder a la ACL.
Ver comentarios