Busca Chávez buenas relaciones con iglesia católica
Enviar
Busca Chávez buenas relaciones con iglesia católica

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo ayer que espera que su Gobierno pueda establecer una buena relación "con la jerarquía católica" para "trabajar juntos" en la lucha contra la pobreza, la miseria y la delincuencia.
"Ojalá logremos establecer una buena relación con la jerarquía católica y trabajar juntos por el país", dijo Chávez desde el palacio presidencial de Miraflores después de despedir a la ministra de Desarrollo Social de Argentina, Alicia Kirchner, acto que fue transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Las relaciones del Gobierno de Chávez con la Iglesia católica han sido difíciles desde su llegada al poder en 1999, pero alcanzaron el punto máximo de tensión en 2010 cuando casi se llega a la ruptura.
"La Iglesia puede aportar mucho junto al Gobierno en la lucha contra la pobreza, la miseria, la delincuencia y muchos de esos males que aún tenemos", reiteró Chávez, que buscará una tercera reelección consecutiva en los comicios del 7 de octubre.
El presidente, que lleva en el poder desde 1999 y ha afirmado varias veces estar curado de un cáncer que le fue diagnosticado hace poco más de un año, habló así al consultado por la reunión que sostuvo este martes su vicepresidente, Elías Jaua, con autoridades de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).
El mandatario señaló que las autoridades católicas invitaron al Gobierno a una reunión y que, tras enviar a Jaua a conversar con los religiosos, aprovechó para saludar telefónicamente al presidente del Episcopado, monseñor Diego Padrón.
"Me dio mucho gusto saludarlo de nuevo", dijo Chávez sobre Padrón.
Jaua afirmó el martes que asistió a la reunión en la CEV para expresar la intención del Gobierno "de restablecer un clima de respeto institucional y también de respeto político y personal" más allá de los desacuerdos que han tenido las dos instituciones a lo largo de los 13 años que tiene Chávez como presidente.
Padrón declaró, por su parte, que la reunión se enmarcó en "la búsqueda de una relación que sea muy respetuosa y que vaya siempre por los canales institucionales".
Aunque las declaraciones altisonantes son intermitentes desde el inicio de la gestión de Chávez, en febrero de 1999, casi se llega a una ruptura hace dos años.
En julio de 2010 Chávez llamó "cavernícolas" a los prelados después de que la CEV respaldara al cardenal Jorge Urosa, quien acusó al presidente de violar la Constitución y pretender instaurar una "dictadura comunista".
Chávez anunció entonces que iba a dedicar su vida a criticar a Urosa y ordenó que se revisase un convenio que data de 1964 mediante el cual el Estado venezolano concede privilegios a la Iglesia católica y compromete recursos estatales para financiar obras sociales y también proyectos educativos católicos.

Caracas/ EFE

Ver comentarios