Enviar

La Corporación Financiera Internacional otorgó unos $20 millones a Banco Improsa para apoyar el crédito a pequeños y medianos empresarios nacionales.

El 30% de la totalidad del crédito se deberá destinar a empresas que pertenecen a mujeres o son operadas por ellas.

Este financiamiento a largo plazo de IFC también ayudará a Improsa a diversificar el origen de sus fondos.

“En Costa Rica, el financiamiento para pequeñas y medianas empresas es limitado debido a los cortos plazos.

Además, los bancos nacionales no ofrecen productos adaptados a las necesidades de empresas cuyos dueños son mujeres”, comentó Marianela Ortuño Pinto, presidenta del Grupo Financiero Improsa.

Las empresas que pertenecen a mujeres conforman casi la mitad de la totalidad de las pequeñas y medianas empresas registradas en Costa Rica, aunque muchas de ellas no cuentan con el crédito necesario para desarrollar sus negocios.

Una evaluación realizada por IFC, en colaboración con McKinsey & Company, identificó una brecha crediticia de $635 millones para las empresas de propiedad de mujeres respecto de la brecha total de $2.800 millones correspondiente a pequeñas y medianas empresas.



Ver comentarios