Perder exportaciones de Intel  tendrá poco impacto
Enviar

Análisis editorial

Reto consiste en sustituir empleos

Perder exportaciones de Intel tendrá poco impacto

No se trata de una pérdida de $2,3 mil millones


Resumen ejecutivo
Tendrá un modesto impacto en la economía nacional, el hecho de que Intel deje de exportar los componentes de cómputo.
El valor de esas ventas es grande.
Sin embargo, no afecta mucho la producción nacional, dado que muy poco de ese monto se agrega en Costa Rica.

201404092341520.n11.jpg
La economía costarricense seguirá casi igual tras el cierre de una parte de las operaciones de Intel, aunque no contemos con las exportaciones de la empresa, sobre todo las de componentes electrónicos.
Lo importante en este caso es la reducción en salarios y servicios nacionales, pagados por Intel, a partir del año entrante.
Se trata de unos $100 millones, un monto pequeño en proporción al valor anual de la producción nacional, de unos $50 mil millones.
Es una pérdida sensible, sobre todo para las personas que quedarán cesantes.
Sin embargo, ese monto es bastante menor que los $2,3 mil millones en exportaciones de la empresa el año pasado —el 20% del total— que de hecho desaparecerá.
Pero a esta cifra hay que restarle $1,7 mil millones de importaciones.
La pérdida neta en este caso sería de $600 millones.
No obstante, el impacto final sería modesto, dado que el 80% de esta cifra consiste en montos pagados por Intel fuera del país, relacionados con varios servicios prestados a la empresa en el extranjero, según el análisis de LA REPÚBLICA.
El principal reto en este caso, será reemplazar los 1.500 puestos de trabajo de Intel.
Sin embargo, el impacto a corto plazo sería suavizado por la obligación de la empresa de pagar las prestaciones, mientras se quedarán 1.200 empleados.
Además, se espera que habrá contratación de varias personas cesadas por Intel a corto plazo por otras empresas de zona franca, que en los últimos años se han quejado por la escasez de postulantes tecnificados.
Cinde por su parte ayudará a reubicar a esas personas, por lo que recibirá currículos a través de su página web (www.cinde.org).
También resultarían afectadas las personas y empresas que brindan servicios a Intel, sean del Estado —como agua y alcantarillados— así como privados, entre estos, alquileres, seguridad, transporte, y otros.
Pero, el valor de esos servicios es menor al de los salarios que paga Intel.

Javier Adelfang
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios