Enviar
Miércoles 25 Agosto, 2010

Yo no engaño a las personas

Siempre decía a mis estudiantes de la Universidad Nacional que “el aula es sagrada”, en alusión a que durante las lecciones se debían “ventilar los temas” con todos los detalles. La educación es un proceso sagrado, que obliga al profesor a ser totalmente honesto con sus discípulos.
Yo entiendo la política como una actividad noble; es por esencia una actividad educativa, formativa. Por tanto aplico los mismos criterios. En mis actividades políticas no acostumbro a mentir.
Si bien el comentario de Doña Claudia Barrionuevo “Administrar un hogar, administrar un país”, no es estrictamente conmigo, sí incluye un párrafo donde me menciona, junto a D. Oscar y D. Rodrigo Arias. Ni ellos ni yo, hemos engañado a nadie.
Hace un año, en agosto de 2009, cuando se presentó el Proyecto de Presupuesto para el ejercicio económico del 2010, se le informó a la Asamblea Legislativa que este año el déficit cerraría en cerca del 5% del PIB. Si bien cuando se “cerró” el presupuesto ya no era Ministro de Hacienda, lo cierto es que participé en buena parte de su diseño. Lo presentó a la Asamblea D. Jenny Phillips.
Desde el inicio de mi gestión como Ministro de Hacienda, impulsé la presentación de presupuestos plurianuales. De esta forma le exponía a la Asamblea Legislativa el presupuesto del año que se iba a discutir, pero además llevaba unas prospecciones sobre lo que sería la marcha de las finanzas públicas para los cuatro años siguientes.
Fue así como, con la presentación del Proyecto de Presupuesto para el 2010, hace un año, en agosto del 2009, se le ofreció a la Asamblea Legislativa el Marco Fiscal Presupuestario de Mediano Plazo con previsiones que van hasta el 2013. Este documento forma parte de la presentación que hizo el Ministerio de Hacienda a la Asamblea, y está en el expediente correspondiente. Es más, en el folio 1721 de dicho expediente, se puede ver el cálculo del déficit que se estimaba para el 2010, de 5.3% del PIB, y se muestra lo que puede ocurrir en el déficit hasta el 2013, si no se tomaban en el corto plazo medidas correctivas. Es una proyección pasiva.
Además, el ex presidente Arias en su Informe de Labores del 1° de mayo de 2010, ante la Asamblea Legislativa, fue claro al afirmar que “heredamos a la próxima Administración un déficit fiscal menor al 5% del Producto Interno Bruto, menos de la mitad del déficit de Estados Unidos y una tercera parte del que posee el Reino Unido”. Sí, eso dijo el ex presidente Arias.
Quiero también recordar que siempre he sostenido que el país requiere una reforma tributaria progresiva, modernizante y simplificadora. Posición que sostuve incluso durante la campaña electoral pasada. Por tanto, no ha habido engaño; el país ha sido debidamente informado de la situación hacendaria.

Guillermo E. Zúñiga Chaves
Ex Ministro de Hacienda y Diputado del PLN