The Gluten Free Factory cocina su expansión para 2015
“Nuestro objetivo es seguir facilitando la vida de las personas, mediante nuestros productos”, dijo María Claudia Vargas, quien junto a su hermano Paulo emprendió el proyecto. Esteban Monge/LA REPÚBLICA
Enviar

The Gluten Free Factory cocina su expansión para 2015

Apertura de nueva planta y exportación a nuevos destinos, novedades de la pyme nacional

The Gluten Free Factory dirige su negocio por fuera de las fronteras costarricenses, mediante el fortalecimiento de sus actuales destinos de exportación y la penetración en el mercado de Estados Unidos.

201501042058470.pag22.jpg
Sus productos se desarrollan en el Centro de Incubación de Empresas del Instituto Tecnológico de Costa Rica (CIE-TEC), en donde producen más de 5 mil paquetes de mezclas al mes, aunque tienen capacidad para llegar hasta 18 mil.
Para lograr posicionarse con mayor impacto, trasladarán sus operaciones a una planta ubicada en San Rafael de Heredia.
La apertura de estas instalaciones se prevé para setiembre próximo y se crearían diez nuevos puestos de trabajo.
“Gracias al cambio de lugar, de maquinaria y más personal, podemos también ofrecer una nueva línea de productos listos para el consumo, una iniciativa que tendremos en el mercado en el primer semestre de este año”, comentó María Claudia Vargas, copropietaria de The Free Gluten Factory, quien, junto a su hermano Pablo, emprendió el proyecto.
De igual forma, pondrán en vitrinas de supermercados varios de sus productos, que antes eran dirigidos únicamente a hoteles, restaurantes y otros proveedores.
Asimismo, desarrollarán en su unidad de investigación para la alimentación sin gluten —primera de este tipo en Latinoamérica— productos de padecimiento especializados glucodependientes, que tendrían beneficios directos para personas autistas, con síndrome de Down, déficit atencional y enfermedad autoinmune, entre otros.
La pequeña empresa se dedica a la producción de alimentos libres de gluten, a partir de mezclas preparadas para hacer pancakes, brownies, pan y pasta para pizza.
La idea nació cuando Paulo Vargas, junto con un equipo de dos compañeros, realizó sus estudios finales para desarrollar alternativas de alimentos de mejor sabor para la población celiaca.
En 2008 ganaron el Concurso Nacional de Emprendedores del Instituto Tecnológico de Costa Rica, con lo cual lograron tener el espacio para producir en el CIE-TEC y el financiamiento inicial. Finalmente, en 2012, salieron al mercado.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

Ver comentarios